HERRAMIENTAS
Foto: Reuters/ Archivo

(Londres, 22 de junio. Reuters) Las bolsas europeas ampliaban las pérdidas de la sesión anterior por unos datos macroeconómicos pobres y una rebaja por parte de Moody’s a 15 de los principales bancos del mundo, con la consiguiente disminución del apetito de los inversores por los activos más arriesgados.

“Los inversores están preocupados por una desaceleración mayor que la prevista de la economía estadounidense en momentos en el que la crisis de deuda europea sigue sin resolverse y China enfrenta una ralentización”, expresó Koen De Leus, estratega de KBC Securities en Bruselas.

“Pero estar demasiado corto es arriesgado ya que los bancos centrales están listos para intervenir si la situación se deteriora más. La mejor estrategia sería permanecer neutral porque estar largo tampoco parece una buena decisión en el clima actual“, agregó.

A última hora del jueves, Moody’s rebajó a 15 de los principales bancos mundiales, para reflejar el riesgo de pérdidas por sus actividades de los volátiles mercados de capitales.