indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: AFP Photo / César Manso / Archivo

(Londres, 28 de junio – Reuters) – Los futuros del petróleo estadounidense cayeron un 3 por ciento el jueves y se encaminaban a cerrar su peor trimestre desde la crisis financiera del 2008, en medio de las dudas de los inversores a que los líderes europeos encuentren pronto una solución a la crisis de deuda de la zona euro.

La caída de las acciones en Wall Street, tras la decisión de la Corte Suprema estadounidense de ratificar la reforma al sistema de salud del presidente Barack Obama, sumó presión sobre los futuros del petróleo.

Pese a sus recientes alzas, los futuros del crudo Brent se perfilan a terminar el segundo trimestre con una baja cercana al 25 por ciento, la mayor desde el último trimestre del 2008, cuando la economía mundial quedó al borde del colapso por la caída de Lehman Brothers.

Los futuros del crudo estadounidense, en tanto, estaban encaminados a sufrir una caída en torno al 24 por ciento, también la mayor para un trimestre desde los últimos tres meses del 2008.

Todo se reduce a los problemas en la zona euro, a la fortaleza del dólar y a la debilidad de las acciones”, dijo Stephen Schork, presidente de Schork Group en Villanova, Pensilvania, en referencia a los motivos de la caída del petróleo.

Los futuros del petróleo Brent para agosto cayeron 1,87 dólares a 91,63 dólares por barril, tras tocar un mínimo de sesión de 90,88 dólares.

El petróleo para agosto en Estados Unidos cerró con una caída de 2,52 dólares a 77,69 dólares por barril, el menor precio de cierre para el contrato del próximo mes desde el 4 de octubre del año pasado.

Las cifras económicas publicadas en la jornada también repercutieron sobre los precios del petróleo. El gasto del consumidor y el crecimiento de las exportaciones en Estados Unidos no fueron tan robustos en el primer trimestre como se esperaba, lo que sugiere un impulso menor en la economía.

Los líderes de la Unión Europea se reunían en Bruselas el jueves ampliamente divididos, con la canciller alemana Angela Merkel enfrentándose a Francia e Italia. Analistas dicen que la crisis de deuda del bloque está afectando la actividad en la región, erosionando la confianza de los inversores y presionando el crecimiento económico en otras partes del mundo.

economía » en esta sección

buscador