HERRAMIENTAS
Foto: EFE/ archivo

(Caracas, 28 de junio – EFE).- El ministro venezolano de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, confirmó hoy que la estatal Pdvsa sigue su trabajo en las garantías para financiar junto a Petrobras una refinería que se construye en el nordeste de Brasil y destacó que esperan “estar listos” cuando se cumpla el plazo en noviembre.

“Estamos construyendo nuestras garantías, tenemos nuestra propuesta para el pool de bancos que están ahí y yo creo que debemos estar listos para cuando está el plazo, en el mes de noviembre”, declaró Ramírez durante un encuentro con periodistas.

Destacó, en ese contexto, las declaraciones de la presidenta de Petrobras, María das Graças Foster, quien señaló que la petrolera brasileña quiere tener a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) como su socio.

Para Ramírez, quien también preside Pdvsa, la declaración de Foster le pone “punto final” a este tema.

Afortunadamente, si alguien quería dilucidar cuál era la posición de Petrobras, ella lo dijo claramente: el único socio que están buscando es PDVSA para este desarrollo”, apuntó Ramírez, quien lamentó que siempre quieran ponerlos a “pelear” o “competir” con la brasileña.

“No tenemos ningún problema con Petrobras ni con Brasil”, insistió el funcionario.

El pasado lunes, Foster consideró que “Pdvsa resolverá sus problemas” y será su socio.

“Es posible que en los otros proyectos que estamos evaluando consideremos participaciones de socios en refinerías, pero no en la refinería Abreu e Lima“, agregó Foster.

Las dos empresas acordaron en 2005 construir una refinería en el estado brasileño de Pernambuco.

Las dos empresas acordaron en 2005 construir una refinería en el estado brasileño de Pernambuco (nordeste) con capacidad para procesar 230.000 barriles diarios de petróleo, en la que Petrobras tendría un 60% y Pdvsa un 40%.

Petrobras inició en 2007 la construcción de la refinería Abreu e Lima con recursos propios a la espera de que Pdvsa haga sus aportes y asuma su parte en la deuda que la estatal brasileña contrajo con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) para financiar la obra.

El principal problema está en que el Bndes no acepta hasta ahora las garantías ofrecidas por la petrolera venezolana para concederle el préstamo.

Petrobras ya ha dado diferentes plazos para que su socia presente las garantías que hasta ahora no se han cumplido.

Para garantizar la entrada de Pdvsa en la sociedad es necesario que la estatal venezolana adquiera el 40% de las acciones de Abreu e Lima, se responsabilice por el mismo porcentaje de la deuda contraída y dé la parte que le corresponde asumir de lo gastado hasta ahora por Petrobras en las obras.

economía » en esta sección

buscador