HERRAMIENTAS
Foto: Reuters/ Archivo

(Caracas, 29 de junio – AFP).- La caída de los precios del petróleo empujó a Venezuela a volver a proponer a la Opep el sistema de bandas, pero los analistas ven cuesta arriba la implementación del mecanismo dentro del cártel, que ha perdido su influencia en un mercado signado por la crisis económica.

Este mecanismo establecería un piso de 80 y un techo de 120 dólares, con la intención de que el crudo ronde un precio “justo” intermedio de 100 dólares, anunció esta semana el ministro de Energía, Rafael Ramírez.

Sin embargo, las aspiraciones de Venezuela –país con las mayores reservas certificadas de crudo– en el seno del organismo exportador podrían chocar con las posiciones dominantes de Arabia Saudita y los países del Golfo Pérsico, estiman expertos petroleros.

“La banda lleva implícita la reducción de producción y hasta ahora la Opep se ha negado a reducir la cuota”

“La banda lleva implícita la reducción de producción y hasta ahora la Opep se ha negado a reducir la cuota (…) Privará la decisión de Arabia Saudita y los paises árabes y hasta el momento esos países no han comprado esas propuestas”, dijo el analista Francisco Layrisse.

La iniciativa, que Venezuela prevé presentar en la 162 reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) en diciembre próximo, surge en momentos en que la cesta venezolana acumulaba una caída de 24,4% en ocho semanas y cerraba esta semana en 86,17 dólares, en medio de una baja global de los precios petroleros.

La renta petrolera representa aproximadamente 90% de los ingresos de divisas de Venezuela -primer productor de crudo en Sudamérica-, que estimó el precio del barril a 50 dólares para el presupuesto de 2012.

“Otro grupo de países tiene capacidad para abrir (producción) y tienen deseo de bajar el precio porque les preocupa mucho que los altos precios del petróleo han generado la destrucción de la demanda”

“Unos países están a favor de congelar (el precio) y bajar la producción (…) y otro grupo de países tiene capacidad para abrir (producción) y tienen deseo de bajar el precio porque les preocupa mucho que los altos precios del petróleo han generado la destrucción de la demanda“, señaló a la AFP el analista petrolero Mazhar Al Shereida.

Según este académico de la Universidad Central de Venezuela, solo si el precio del petróleo cae y se mantiene a 80 dólares o menos, las dos visiones pudieran coincidir en torno a la defensa del precio.

“Sin embargo en 2008 el precio bajó a 30 y la Opep no hizo nada“, acotó.

En una reunión a mediados de junio, los doce ministros de la Opep mostraron su preocupación por un declive en los precios y una caída de la demanda generada por la desaceleración económica de los países desarrollados, pero decidieron mantener en 30 millones de barriles al día (mbd) su límite de producción.

En ese contexto, Venezuela e Irán acusan a Arabia Saudita de incumplir las cuotas y de desajustar el mercado con una sobreproducción de 2,2 millones de barriles diarios (mbd), que podría contribuir a generar un “colapso” en los precios como ocurrió en 2008, dijo Ramírez.

“Venezuela va a una discusión aliado con los débiles. Es poco probable que su posición, razonable o no, pueda imponerse”

“Venezuela va a una discusión aliado con los débiles. Es poco probable que su posición, razonable o no, pueda imponerse“, señaló Layrisse a la AFP.

El presidente Hugo Chávez ya asomó una propuesta de bandas ante el declive de precios en 2008, pero que fue rechazada en la Opep.

Según los analistas, en el fondo yace la dificultad de la Opep, cuya producción alimenta el tercio del consumo mundial de crudo, de influir en los precios en un mercado dictado por elementos ajenos como el estado de salud de las economías.

“La Opep a partir de 2003 ha sido un ‘price taker’. El mercado es el que fija el precio y la Opep lo toma y dice amén”, dijo Al Shereida.

La organización, con sede en Viena, “ya no decide sobre volúmenes ni sobre precios” acotó por otra parte Diego González, analista del Centro de Orientación en Energía.

“Pensar que 500.000 barriles van a generar un cambio importante en las cotizaciones es ingenuo”

Además, queda la pregunta de qué tan efectivo puede ser el sistema de bandas, que ya había sido implementado entre 2002 y 2003 por el ente petrolero al fijar entre 22 y 28 dólares el precio del barril, a pedido de Venezuela.

“En un mercado donde se comercializan 45 millones de barriles, pensar que 500.000 barriles van a generar un cambio importante en las cotizaciones es ingenuo, demasiado optimista”, aseguró Al Shereida.

Es “inoperante” e “inefectivo”, dijo el académico.

Venezuela produce un promedio de tres mdb, según datos oficiales, aunque la Opep sostiene que la oferta de crudo del país es de 2,3 mbd.