HERRAMIENTAS
Foto: Archivo / AP

(Nueva York, 3 de julio – Reuters).- El crudo Brent trepó más de un 3 por ciento y regresó por encima de los 100 dólares el barril el martes, mientras la tensión acumulada por el programa nuclear de Irán elevaba los temores de amenazas al suministro y la esperanza de estímulos económicos respaldaban los precios del petróleo junto con las acciones.

El contrato de crudo de Estados Unidos cerró con un alza de más del 4 por ciento, mientras que la escalada llevó el Brent por encima de los 100 dólares por primera vez desde el 11 de junio.

Irán dijo el martes que probó con éxito misiles capaces de alcanzar a Israel en respuesta a amenazas militares en contra del país.

“Creo que esto es toma de posición por el riesgo geopolítico en Oriente Medio”, dijo Bill O’Grady, jefe de estrategia de mercado de Confluence Investment Management en St. Louis.

Los precios del Brent se recuperaron desde un mínimo de 18 meses de 88,49 dólares el barril del 22 de junio, tras retraerse desde el pico del 2012 superior a los 128 dólares alcanzado a comienzos de marzo.

Datos recientes que indican una desaceleración en el crecimiento global alimentaron las esperanzas de que China, Europa y Estados Unidos brinden más estímulo para apuntalar a las dañadas economías.

El crudo Brent trepó 3,34 dólares para terminar en 100,68 dólares el barril, su máximo cierre desde el 31 de mayo. Los precios alcanzaron los 101,58 dólares, el precio intradiario más alto desde los 101,90 dólares del 11 de junio.

El crudo estadounidense subió 3,91 dólares para negociarse a 87,66 dólares por barril, el máximo cierre desde el 30 de mayo, tras alcanzar los 88,04 dólares intradía.

Operadores y analistas también apuntaron a la jornada reducida de cara al feriado del miércoles por el Día de la Independencia en Estados Unidos y dijeron que la fuerte subida había disparado órdenes buy-stop.

La gasolina estadounidense subió casi 10 centavos, y los futuros del combustible para calefacción también treparon ante el feriado del miércoles.

El volumen de operaciones del Brent superó al del crudo estadounidense. Ambos eclipsaron sus promedios de 30 días.

En Noruega, una huelga de trabajadores de petróleo y gas fue otro factor de respaldo de los precios petroleros. La huelga ha llevado a un retraso en las exportaciones del octavo mayor exportador de crudo, aunque el martes los sindicatos decidieron en contra de una escalada en las medidas por el momento.

El embargo sobre el petróleo iraní por parte de la UE entró en vigencia el domingo, luego de que las últimas conversaciones entre Teherán y las principales potencias mundiales en junio no lograran avanzar en la resolución de la disputa sobre el programa nuclear de Irán.

Las acciones estadounidenses treparon por tercer día, también ante las expectativas de estímulos económicos y las ganancias en el precio del petróleo incentivaron las acciones del sector energético. El primer impulso provino de datos mejores de lo esperado en los nuevos pedidos de bienes manufacturados en mayo.

Inversores de todos los mercados están esperando los datos de nóminas laborales no agrícolas de junio en Estados Unidos, que se difundirán el viernes. Se espera un alza en las contrataciones respecto del mes anterior, pero no lo suficiente como para evadir las preocupaciones de que la economía está perdiendo impulso.

Las acciones europeas cerraron en un máximo de dos meses, lideradas por ganancias en los papeles de materias primas y con el envión de la esperanza de la llegada de más incentivos.