HERRAMIENTAS
Foto: Frank Rumpenhorst / AFP/ Archivo

(Londres, 3 de julio – AFP).- El euro volvía a subir ante el dólar el martes, pero la prudencia se mantenía tras el rebote del fin de semana por la cumbre europea de Bruselas, ante la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) el jueves.

Hacia las 16H00 GMT, el euro valía 1,2620 dólares contra 1,2582 el lunes hacia las 21H00 GMT.

La moneda única también subía ante el yen, a 100,68 yenes contra 100,05 el lunes por la noche.

El billete verde también subía ante la divisa nipona, a 79,78 yenes contra 79,50 yenes la víspera.

Los anuncios de los responsables de los países de la zona euro el pasado viernes dieron un verdadero empuje a la moneda única europea que ganó ese día más de 2 céntimos.

Los inversores saludaron con entusiasmo la decisión de la zona euro de reforzar la unión económica y monetaria y de instaurar para finales de 2012 un mecanismo que permita recapitalizar a los bancos directamente a través de los fondos de ayuda.

Pero “las primeras dudas tras la euforia inicial posterior a la cumbre surgieron el lunes”, señalaron los analisas de Commerzbank, y así, los mercados adoptaron una postura más sobria mientras esperan la “próxima reunión del Eurogrupo, prevista el lunes, ofrezca detalles sobre la flexibilidad del FEEF y el MEDE”, los fondos de ayuda.

Asimismo, los “operadores van a tener que acabar por darse cuenta de que alguien va a tener que generar las enormes cantidades de dinero que van a ser inyectadas en los países de la periferia ahora o en los próximos años”, y el primero en pagar los platos rotos va a ser Alemania que corre el riesgo de perder progresivamente su impecable reputación económica, advierten los analistas de Commerzbank.

Además, pese a las medidas de ayuda a los países de la periferia de la zona euro, la economía del conjunto de la Unión Monetaria sigue siendo fuente de fuertes preocupaciones, como lo mostró el lunes la subida del desempleo en la región.

En este contexto, los inversores concentran su atención en la próxima reunión del BCE de este jueves.

Los economistas esperan que la institución baje su principal tasa, situada actualmente en el 1% y que ya es la más baja de la historia.

La onza de oro terminó en 1.617,50 dólares en el fixing de la noche contra 1.592 dólares el lunes.

economía » en esta sección

buscador