HERRAMIENTAS
Foto: AFP / Juan Barreto

(Caracas, 9 de julio. Noticias24) - La revolución chavista ha expropiado miles de millones de dólares en activos a las petroleras occidentales en nombre de la soberanía nacional. Pero está cediendo el control de la industria petrolera a China. Así lo destaca un trabajo desarrollado por El Nuevo Herald.

El diario apunta a que la República Popular China ejerce un papel cada vez más dominante en las decisiones sobre el desarrollo de Venezuela.

El Nuevo Herald sostiene que la voracidad de recursos del gobierno de Chávez lo ha hecho otorgar concesiones a Pequín que son desfavorables para Venezuela.

Destaca el análisis que tales acuerdos se traducen en pérdidas al fisco por miles de millones de dólares y se producen en momentos en que Venezuela no debería tener necesidad de buscar financiamiento en el exterior.

Cuando Hugo Chávez llegó a Miraflores en 1999, el barril de petróleo se encontraba en 12 dólares, para ubicarse en 95 dólares en la actualidad. Eso representa una bonanza petrolera sin precedentes en la historia nacional.

Evan Ellis, profesor del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa, dijo que en apariencia Pdvsa es dueña de todo, “pero realmente no es dueña de nada”.

“Las decisiones de sobre cómo y cuándo se hacen los proyectos, sobre si es conveniente invertir en un puente en Puerto Cabello o no, se están realizando bajo la autorización de los bancos chinos que están impartiendo instrucciones a Pdvsa al cuestionar si tiene sentido invertir allá o aquí”.

Con información de El Nuevo Herald

economía » en esta sección

buscador