HERRAMIENTAS
Foto: Manaure Quintero / AVN

(Caracas, 9 de julio. Noticias24) - El sector empresarial considera que las autoridades del Gobierno someten a la ciudadanía a un racionamiento para enfrentar un problema que es responsabilidad del Estado y sus instituciones.

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras Zulia, alerta que de las 90 estaciones de servicio que hay en Maracaibo, “siete no operan por problemas u obsolescencia y siete están vendiendo combustibles utilizando el nuevo sistema de chip, por cuanto esas 76 restantes siguen siendo rutas de escape de combustible”.

No es el chip. Es el racionamiento lo que rechazamos, porque el contrabando de extracción lo vienen controlando desde la frontera. Automatizaron Guajira, Mara y ahora Maracaibo. Pero los contrabandistas irán donde tengan que ir para buscar el producto”, dijo Martínez al diario zuliano La Verdad.

Fedecámaras deja claro que el subsidio a la gasolina “es un beneficio para los venezolanos y no para los colombianos”, pero se pronuncia en desacuerdo con que a los ciudadanos se endose el la solución del problema.

“No estamos de acuerdo con un abastecimiento controlado bajo ningún mecanismo, llámese chip, tarjeta o lo que sea”.

El parque automotor de Maracaibo está compuesto por 800 mil unidades. Hasta el viernes 6 de julio, se habían instalado 10 mil chips y eso representa sólo el 15% del total de autos.

La construcción de nuevas estaciones de servicio en Maracaibo están suspendidas. Desde 2002 no se construye ni se da permiso de construir una pese a las múltiples solicitudes.

Con información de La Verdad

economía » en esta sección

buscador