HERRAMIENTAS
Foto: AFP/ Archivo

(Nueva York, 20 de julio – Reuters) – El petróleo cayó el viernes, poniendo fin a siete cierres consecutivos al alza, debido a que la crisis de deuda de la zona euro reavivó las preocupaciones económicas y fortaleció al dólar.

No obstante, los futuros de crudo Brent y estadounidense anotaron ganancias semanales de más de un 4 por ciento, con ambos contratos anotando máximos de ocho semanas el jueves.

Los futuros del crudo Brent cerraron con baja de 0,97 dólares, o un 0,90 por ciento, a 106,83 dólares por barril.

En la semana, el crudo Brent avanzó 4,43 dólares, o un 4,33 por ciento.

En Nueva York, el crudo para entrega en agosto bajó 1,22 dólares, o un 1,32 por ciento, a 91,44 dólares por barril. En la semana, el contrato subió 4,34 dólares o un 4,98 por ciento.

En tanto, el petróleo a septiembre terminó con un retroceso de 1,14 dólares, o un 1,23 por ciento, a 91,83 dólares el barril.

Las acciones estadounidenses y europeas cayeron, mientras que el euro se debilitó, después de que la región española de Valencia, fuertemente endeudada, dijo que pedirá ayuda a un mecanismo del Gobierno central, lo que aumentó el temor de inversores de que el Gobierno español se está acercando a un paquete de rescate a gran escala.

“La escalada del dólar contra el euro por la necesidad de ayuda de los bancos españoles arrastraron a la baja al petróleo. Cierta fatiga geopolítica pareció emerger también, con versiones indicando que (el presidente sirio) Assad aceptaría un acuerdo. Al parecer, si eso sucede habrá una ola vendedora“, dijo John Kilduff, socio de Again Capital LLC en Nueva York.

El Ministerio de Información de Siria dijo que los comentarios del embajador de Rusia en Francia de que el presidente Bashar al-Assad había aceptado dejar el poder de forma pacífica estaban “completamente desprovistos de verdad”.

Un cuarto miembro del círculo íntimo del presidente sirio, Bashar al-Assad, murió el viernes por las heridas sufridas en un ataque con bomba esta semana, al tiempo que las fuerzas armadas buscaban recapturar puestos fronterizos y partes de Damasco de manos de los rebeldes.

Las preocupaciones por los suministros de Oriente Medio han apoyado los incrementos en los precios del petróleo, mientras se intensifican los enfrentamientos en Siria y después de un ataque contra turistas israelíes en Bulgaria por el cual Israel responsabilizó a Irán.