indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: Cortesí­a Fedecámaras/Archivo

(Caracas, 23 de julio. EFE).- El presidente de la organización patronal venezolana Fedecámaras, Jorge Botti, dijo hoy que los empresarios de este país no se oponen a la anunciada llegada de inversionistas del Mercosur, una vez se complete la entrada definitiva del país en el acuerdo regional a final de mes.

“Lo importante es que las áreas competitivas, potencialmente competitivas de Venezuela, sean asumidas por los inversionistas”, indicó en declaraciones a la emisora Unión Radio el presidente de la Federación de Cámaras de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras).

“Si estos son venezolanos, argentinos o brasileños, y probablemente esto suene algo poco nacionalista, en el fondo no importa“, agregó.

El ministro de Industrias, Ricardo Menéndez, destacó el domingo la “sorprendente” cantidad de empresas brasileras y argentinas que “ya han tocado puertas en función de instalarse en nuestro territorio”.

Ello, subrayó, con el fin de aportar “capital tecnológico” para la industrialización venezolana.

Menéndez estimó que si Venezuela logra hacerse cargo de satisfacer el 1 % de las importaciones de los países del Mercosur reducirá al 5 % aproximadamente su tasa actual de desempleo de un 7,4 %.

“cuando hablamos de la visión de progreso, hablamos de lograr que todos los venezolanos tengan oportunidades”

Botti destacó hoy que “lo importante es que se genere empleo en Venezuela, que haya valor agregado para la economía de Venezuela y no quien sea el dueño del capital”.

Aclaró que no se trata de que los inversionistas venezolanos no estén viendo las oportunidades que se le abren al país con la entrada en el Mercosur, “sino que no tiene pulmón con qué asumirlas”.

Tildó de “objetivo concreto” el anunciado por el ministro de que Venezuela atienda el 1 % de lo que importa el Mercosur, pero lo exhortó a que los convoque para definir “el cómo” lograr esa meta.

“Ojalá pudiéramos reunirnos con el alto Gobierno a definir esta política que permita ello. A partir del 31 de julio solo tenemos cuatro años para acoplarnos y asumir esta realidad”, advirtió.

“El sector productivo venezolano está dispuesto a hacerlo, pero sentémonos a definir cómo, en qué área, qué porción de ese 1 % es donde tenemos potencialidades, como no sean proyectos del propio Gobierno, para que así centenares, miles de empresas venezolanas se funden con la idea de ir a conquistar esos mercados”, remarcó.

La incorporación de Venezuela se aprobó el pasado 29 de junio de Mendoza (Argentina) en una cumbre en la que los países miembros Argentina, Brasil y Uruguay suspendieron al cuarto socio pleno: Paraguay por la crisis política que derivó en la destitución del presidente Fernando Lugo.

La formalización de ese ingreso, rubricado por los Gobiernos del bloque en 2006 y que se mantenía congelado por el veto del Senado paraguayo, se producirá el 31 de julio en un acto en Brasilia al cual el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha confirmado su asistencia.

economía » en esta sección

buscador