HERRAMIENTAS
Foto: David Fernández / EFE / archivo

(Caracas, 23 de julio-Reuters).- Venezuela flexibilizó las normas que permiten al Gobierno administrar un control de cambio vigente desde 2003, lo que abre una ventana de alivio para la estatal Pdvsa ante la imposibilidad de devaluar la moneda a pocos meses de las cruciales elecciones presidenciales de octubre.

El Banco Central y el Ministerio de Finazas publicaron un nuevo convenio cambiario que permite a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y a otros exportadores destinar hasta un 5 por ciento de sus ingresos a la compra de títulos denominados en dólares que son liquidados a un tipo de cambio superior al oficial, según la Gaceta Oficial que circuló el viernes.

La normativa también permite a empresas extranjeras mantener cuentas en dólares resguardadas por el Banco Central

Para la petrolera, que aporta más del 95 por ciento de los dólares que alimentan la economía venezolana, esto implica la venta de parte de sus divisas a un tipo de cambio de 5,3 bolívares por dólar, por encima de los 4,3 bolívares que le paga el Banco Central.

“Esta medida le da oxígeno a Pdvsa mediante una resolución que podría ser un ensayo para posteriormente ampliar la porción de dólares que pueden ser vendidos a 5,3 bolívares. Con precios del petróleo estancados, esto favorece las finanzas de Pdvsa”, dijo Asdrúbal Oliveros, socio de la firma Ecoanalítica.

Según cálculos de la firma, el diferencial cambiario le permitirá a Pdvsa obtener unos 1.385 millones de bolívares extra (unos 261 millones de dólares) en lo que resta de año para saldar cuentas en bolívares con sus contratistas.

Por ser casi la única empresa que exporta en Venezuela, Pdvsa es la más perjudicada cuando el tipo de cambio permanece anclado por largos períodos, como en la actualidad que acumula un año y medio desde el ajuste aplicado en diciembre del 2010.

La petrolera sumó un récord de 12.376 millones de dólares en cuentas pendientes con proveedores al cierre del 2011 y en lo que va de año ha disminuido su veloz ritmo de emisión de bonos de deuda, lo que en año anteriores le permitió obtener capital de trabajo para sus proyectos.

El Gobierno ha repetido que no devaluará la moneda en el corto plazo, una medida impopular que afectaría las elecciones, mientras asigna una porción cada vez mayor de dólares a través de un sistema alternativo de cambios manejado por el Banco Central mediante la compra y venta de títulos de deuda.

La normativa también permite a empresas extranjeras mantener cuentas en dólares resguardadas por el Banco Central, lo que facilita los trámites de empresas importadoras o contratistas del Gobierno que no están residenciadas en el país.

Asimismo, los particulares que deseen adquirir divisas a través del sistema que maneja el Banco Central pueden abrir cuentas en el país para depositar dólares provenientes de la liquidación de títulos o para realizar la solicitud de dólares para viajar.

Los depósitos en moneda extranjera puedes movilizarse mediante retiros parciales o totales en bolívares al tipo de cambio oficial vigente o mediante transferencias o cheques girados al exterior.