HERRAMIENTAS

(Caracas, 01 Agosto-AVN).- El director del Banco Central de Venezuela , Armando León, aclaró que el nuevo convenio cambiario Nº 20, que permite abrir cuentas en divisas en el país, no constituye un ajuste del tipo cambiario ni del sistema de administración de divisas que se aplica desde 2003.

“Para que se entienda, es un mecanismo ágil que no supone ninguna modificación ni del Sitme o del esquema cambiario, como de manera equivocada habían estado insistiendo algunos actores. No hay ninguna modificación en el tipo de cambio sino un sistema que facilita las operaciones a la gente”, explicó, en referencia al nuevo convenio cambiario que fue publicado en Gaceta Oficial en julio pasado.

Durante una entrevista este miércoles en Union Radio, precisó que tanto las personas naturales como las empresas nacionales o extranjeras que participen en proyectos estratégicos para el país podrán abrir cuentas en divisas en cualquier banco universal que funcione en el país, para lo cual se solicitarán los requisitos normales previsto en la Ley.

“La única diferencia es que hay una normativa, que por cierto es venezolana y en este tema es una de las más avanzadas en todo el mundo, (donde el solicitante de la cuenta) ahora tiene que dar una declaración jurada sobre el origen de los fondos, lo cual está previsto y que es muy sana porque impide que fondos ilícitos puedan ser colocados (en dichas cuentas)”, indicó.

Refirió que las personas naturales podrán utilizar estas cuentas en divisas para realizar operaciones a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme), mecanismo mediante el cual se pueden obtener divisas sin afectar los trámites a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) o para recibir los intereses que pagan los bonos emitidos por la República o Pdvsa.

“La diferencia fundamental es territorial (es decir, que la cuenta estará custodiada en el BCV), no necesita que la persona vaya al exterior ni nada por el estilo sino que toda la información va a estar disponible enteramente, los bancos podrán emitir tarjetas de débito contra esas cuentas. Es una cuenta en divisas con las mismas características que tienen las cuentas en el exterior pero con la única diferencia de que son cuentas territoriales lo cual de alguna manera les da un respaldo adicional” , insistió.

Agregó este mecanismo también servirá para agilizar las operaciones de aquellas empresas nacionales o extranjeras que participan en los distintos proyectos socioproductivos que adelanta el Gobierno Nacional.

“Hay una cantidad muy grande de empresas que están realizando inversiones en proyectos estratégicos. En la mayoría de los casos tenían que realizar operaciones a través de terceros países, ahora lo que se hace es que esas empresas con inversiones en producto estratégicos, bien sea Fondo Chino o Fonden, pueden perfectamente abrir esas cuentas en cualquier banco universal venezolano. Lo que se ha hecho es que se ha abierto un mecanismo de operación para que tanto las empresas que están en el exterior como personas naturales puedan realizar sus operaciones sin muchos inconvenientes”, acotó.

Recordó que las autoridades monetarias del país han venido sosteniendo reuniones técnicas con los representantes del gremio bancario para ajustar la forma como será aplicado este mecanismo.