indicadores financieros

HERRAMIENTAS

(Santiago de Chile, 13 de agosto-EFE).- El BBVA elevó su previsión de crecimiento en Chile para 2012 al 4,4 % desde el 4,2 % proyectado en mayo, debido a un primer semestre mejor de lo esperado, mientras que rebajó del 4,7 % al 4,5 % la proyección de 2013, informó hoy la entidad.

“El comportamiento de la economía chilena en la primera mitad del año fue una sorpresa”, señaló el economista jefe del BBVA Research Chile, Alejandro Puente, al presentar el informe trimestral de la división de estudios del banco sobre la situación macroeconómica del país.

Según el grupo español, la economía chilena sigue dando muestras de resistencia al deterioro del entorno exterior, con un crecimiento del 5,4 % en el segundo trimestre y un promedio de un 5,5 % en el primer semestre, en comparación con el mismo período del año 2011.

Esto se debe principalmente al impulso del consumo interno, favorecido por una evolución positiva de las expectativas económicas, que se traducen en la confianza de los consumidores y empresarios.

El BBVA prevé que la actividad económica de Chile se desacelere durante el segundo semestre del año, debido sobre todo a un menor dinamismo de la demanda externa, y cierre con un crecimiento del 4,4 %.

La proyección se alinea con las del Banco Central, que en su último Informe de Política Monetaria dejó su previsión de crecimiento económico para 2012 en un rango del 4,0 % al 5,0 %.

Alejandro Puente resaltó que Chile, Venezuela y Panamá son los únicos países de América Latina en los que la entidad ha revisado al alza las previsiones de crecimiento.

En 2013, el grupo estima que el país crecerá un 4,5 %, dos décimas menos que en su anterior informe, debido a la perspectiva de un mayor deterioro de la economía internacional, especialmente por la situación en Europa.

La tendencia a la baja de la inflación en lo que va de año ha sido una “enorme sorpresa”, según el BBVA, que ha ajustado su previsión del 4,3 % al 2,3 % para 2012.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) se mantuvo sin variación en julio pasado y acumuló en los siete primeros meses del año en curso una subida del 0,4 % y del 2,5 % interanual, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Con estas condiciones, la entidad apuesta a que la tasa de política monetaria (TPM), que es uno de los instrumentos que utiliza el Banco Central de Chile para mantener controlada la inflación, permanecerá estable en el 5 % actual hasta finales de 2013.

Por otra parte, el BBVA proyecta un leve superávit fiscal del 0,6 % del PIB para este año, frente al 1,3 % alcanzado en 2011.

En tanto, la entidad espera que el tipo de cambio se mantenga estable y converja hacia los 492 pesos por dólar a fines de año.

economía » en esta sección

buscador