HERRAMIENTAS
Foto:  Prensa Presidencial

(CARACAS, 22 de agosto – dpa).- No es difícil conseguir en Caracas ofertas de cursos para aprender chino mandarín, así como electrodomésticos de marcas chinas o edificios que anuncian con ideogramas viviendas populares construidas por ejércitos de obreros venidos del Lejano Oriente.

Desde su llegada al poder, Hugo Chávez mostró una fascinación especial por China

En la vía contraria, Venezuela, el quinto productor mundial de crudo, realiza un sostenido esfuerzo por incrementar sus exportaciones petroleras a China y entre sus planes está la construcción de un complejo de refinación petrolera en territorio chino, en la región de Nanhai.

Desde su llegada al poder en 1999, el presidente Hugo Chávez mostró una fascinación especial por China, principalmente por el legado del Gran Timonel Mao Tse Tung, y casi 14 años después el gigante asiático se ha convertido en el principal prestamista de Venezuela y el segundo socio comercial, después de Estados Unidos.

En los nuevos lazos, todo gira alrededor del petróleo, ante la necesidad de energía que demanda China para sostener su impresionante crecimiento económico.

Venezuela planea aumentar los envíos a China a 600.000 barriles diarios

El gobierno de Chávez, que no esconde su rechazo al estilo del “way of life” de Estados Unidos y se autoproclamó socialista, planea aumentar sus envíos a China en menos de un lustro de los aproximadamente 600.000 barriles diarios de petróleo actuales a un millón de barriles, cantidad similar a lo que Venezuela exporta a su tradicional mercado estadounidense.

Dentro de todo ese esfuerzo hay negociaciones para la construcción de un oleoducto a través de Colombia, a fin de acercar los embarques venezolanos a través de un puerto en el Pacífico.

Venezuela ha obtenido 42.000 millones de dólares de China

Gracias al respaldo de la fuente energética, Venezuela ha obtenido de China en el último lustro alrededor de 42.000 millones de dólares en préstamos, que se pagan con barriles de petróleo. Todo bajo una galaxia de 430 acuerdos de cooperación firmados por Caracas y Pekín.

De esos acuerdos nació la empresa petrolera Sinovensa, con capital binacional, que dirige un proyecto de explotación y refinación de crudo pesado en los vastos yacimientos del oriente venezolano, con la meta de producir 330.000 barriles diarios de petróleo en dos años.

Los préstamos de China han sido objeto de críticas, pues alimentan fondos sin aprobación legislativa, sin supervisión a la vista y sujetos a financiar sólo programas señalados por el gobierno.

Fondo Pesado, Fondo Gran Volumen

Desde 2006 arrancó el llamado Fondo Pesado, con aportes chinos de unos 8.000 millones de dólares y que se renueva cada tres años, y el Fondo Gran Volumen, que se acordó en 2010 por 20.000 millones y se incrementó a 30.000 millones en 2011, con una mitad de los recursos en dólares y la otra en yuanes, para pagar importaciones chinas en su moneda.

Igualmente, China entregó unos 4.000 millones de dólares como inversión en desarrollos en el sector petrolero.

Los recursos tienen como garantía barriles petroleros que serán entregados en un lapso de 10 años para saldar la deuda. Con el Fondo Pesado, además, se financian complejos agrícolas, plantas ensambladoras de línea blanca, centros metalúrgicos, construcción de viviendas e incluso aviones militares chinos.

Gran Misión Vivienda en Fuerte Tiuna

Uno de los proyectos más elogiados por Chávez, en un año en el que busca una segunda reelección, es el de la construcción de edificios en los terrenos del Fuerte Tiuna, la principal instalación militar de Caracas.

Ahí, el dinero chino financia la construcción de 13.000 viviendas, para lo cual llegaron varios miles de obreros de China. En una visita a la construcción, Chávez recalcó que ese desarrollo se paga con recursos del fondo y es muestra del “beneficio mutuo” de esa cooperación.

“Esto es financiado por recursos del petróleo. Hay que agradecer a China el tratamiento que nos da, de igual a igual. Cancelamos esto con una cuota petrolera. Aquí no hay nada regalado, ni de ellos ni de nosotros. Es una cooperación bajo beneficio mutuo”, señaló.

Mano de obra china: Llegarán 10.000 trabajadores

En la primera etapa, la construcción necesita a casi 600 trabajadores, pero los sindicatos estiman que llegarán unos 10.000 chinos para acelerar el término de las viviendas, que a la vez serán equipadas con electrodomésticos chinos.

El profesor emérito del Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa) Henry Gómez Samper dijo a dpa que desde 2005 Venezuela ha adquirido deudas con China por unos 49.000 millones de dólares, convirtiéndose en el principal prestamista del gobierno venezolano.

Según indicó, es notable el crecimiento económico de China y su gran mercado, con importaciones que superarán a las de Estados Unidos en 2014.

“Estados Unidos probablemente será por un rato más el país de referencia para América Latina y Venezuela. Pero el empeño del gobierno venezolano en mirar hacia China como futuro destino de las exportaciones petroleras no un desacierto. Al contrario, es hora de ocuparnos de fortalecer nuestros lazos con el nuevo ‘imperio’ del Lejano Oriente”, comentó.

Venezuela deberá producir el doble, según Eddie Ramírez

El ex gerente de la petrolera Pdvsa, Eddie Ramírez, señaló Venezuela tendría que aumentar su producción petrolera casi al doble, unos seis millones de barriles, para garantizar más ventas a China y atender otros clientes como Estados Unidos, geográficamente más cercano.

“China es un buen socio, tiene un gran mercado. Por la baja producción, Venezuela está perdiendo mercado en Estados Unidos. China se beneficia con la experiencia en explotación de crudos pesados en Venezuela”, indicó a dpa.

El diputado Rodríguez denunció que funcionarios del gobierno consultaron con China a comienzos de 2012 otro préstamo por más de 100.000 millones de dólares

El diputado opositor Miguel Ángel Rodríguez criticó el secretismo con que se manejan los fondos con recursos de China, que por estar separados del presupuesto nacional tiene otra gestión financiera.

Rodríguez denunció que funcionarios del gobierno consultaron con China a comienzos de 2012 otro préstamo por más de 100.000 millones de dólares, lo cual provocó un revuelo de alto volumen en el ámbito legislativo.

“La Comisión de Contraloría del Congreso ha limitado su tarea a perseguir la disidencia. Su única respuesta fue decir que yo soy encefálicamente imbécil. Sin embargo, (el ministro de Petróleo y Minería) Rafael Ramírez no ha desmentido que se discutió ese punto de cuenta en China”, declaró.

El embajador de China en Venezuela, Zhao Rongxian, dijo que la legación lleva las relaciones de una forma “adecuada y conveniente” y que la distancia entre los dos países no es impedimento para estrechar los lazos, gracias al avance de las comunicaciones.

“Un refrán chino dice que nada es difícil si uno se atreve”, indicó a la dpa.