HERRAMIENTAS
Foto: AFP Photo / César Manso / Archivo

(Nueva York, 24 agosto – Reuters). – El petróleo cayó el viernes después de que la Agencia Internacional de Energía respaldó un plan liderado por Estados Unidos, para liberar reservas de emergencia tan pronto como en septiembre.

Los futuros de crudo Brent cerraron con baja de 1,42 dólares, o de un 1,23 por ciento, a 113,59 dólares por barril. En la semana, el Brent retrocedió 12 centavos.

En Nueva York, el crudo para entrega en octubre cayó 12 centavos, o un 0,12 por ciento, a 96,15 dólares el barril. Sin embargo, en la semana subió 14 centavos.

Las pérdidas del petróleo estadounidense fueron limitadas por la amenaza de la tormenta tropical Isaac a la producción de crudo en el Golfo de México y la potencial interrupción a la oferta alentó ventas de posiciones del Brent y compras del crudo estadounidense, dijeron corredores.

La AIE, cuyo jefe descartó la necesidad de tomar acciones hace una semana, ahora habría accedido a la idea, al solicitar a Washington no buscar una liberación unilateral de existencias, reportó la revista industrial Petroleum Economist, al citar fuentes no identificadas.

Reuters reportó la semana pasada que la Casa Blanca estaba “desempolvando viejos planes” para una posible liberación de reservas estratégicas, dado que teme que el alza del 30 por ciento en los precios del petróleo desde junio podría deteriorar el efecto de las sanciones contra Irán.

La tormenta tropical Isaac se encuentra en una trayectoria que la llevará hacia Haití y se espera que se convierta en huracán antes de ingresar al Golfo de México la noche del domingo o temprano el lunes y de dirigirse al Panhandle de Florida, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

La gigante BP con sede en Londres, el mayor productor de la zona del Golfo, dijo que cerraría su vasta plataforma Thunder Horse, la más grande del mundo en altamar, mientras que otros productores comenzaron a prepararse para la tormenta y a evacuar a su personal no esencial.

Otra potencial amenaza a los suministros vino después de que empleados de los servicios petroleros de Noruega suspendieron el viernes las negociaciones sobre salarios con las compañías, lo que acercó al sector a su segunda paralización en dos meses y a una mediación del Gobierno como siguiente paso formal para resolver la disputa.