HERRAMIENTAS
Foto: AFP / Archivo

(Nueva York, 13 de septiembre – Reuters) – El petróleo subió el jueves, extendiendo sus ganancias por sexta sesión, después de que la Reserva Federal de Estados Unidos lanzó otro programa de estímulo en el que comprará 40.000 millones de dólares en deuda hipotecaria al mes hasta que mejore el panorama del empleo.

Los precios mostraron altibajos después del comunicado: inicialmente subieron un 1 dólar y luego pasaron a bajar antes de volver a terreno positivo por las expectativas de que la medida pueda alentar a los inversores a poner su dinero en activos de mayor riesgo, incluidas acciones y materias primas, como lo han hecho después de medidas de estímulo previas.

El contrato del crudo Brent a corto plazo de octubre , que venció en el cierre del jueves, subió 94 centavos, o un 0,81 por ciento, a 116,90 dólares el barril. El contrato para entrega en noviembre ganó 55 centavos, o un 0,47 por ciento, a 115,88 dólares el barril.

El crudo estadounidense avanzó 1,30 dólares, o un 1,34 por ciento, a 98,31 dólares el barril, el nivel más alto desde el 4 de mayo, cuando alcanzó los 102,72 dólares por barril, aunque se mantuvo lejos del máximo de la sesión de 98,58 dólares.

El Brent subió más del 30 por ciento desde que alcanzó un mínimo en 18 meses de 88,49 dólares a fines de junio, impulsado por las tensiones geopolíticas, esfuerzos de estímulo económico e interrupciones en el suministro.

La medida de la Fed generó preocupaciones de que las ganancias del petróleo y otras materias primas pudiesen compensar los beneficios del estímulo a la economía.

Seis meses después de que se anunció la primera ronda de alivio cuantitativo, los precios del Brent habían subido un 20 por ciento, mientras que seis meses después de la segunda ronda, habían ganado un 38 por ciento.

Los riesgos geopolíticos también estuvieron en el radar de los inversores.

Manifestantes atacaron las embajadas de Estados Unidos en Yemen y Egipto en protesta por una cinta estadounidense sobre el profeta Mahoma que consideraron una blasfemia al islamismo, mientras que buques de guerra norteamericanos se dirigían a Libia tras la muerte del embajador estadounidense en ese país esta semana.

También surgieron protestas en las ciudades iraquíes de Basora y Bagdad. El país recientemente supero a Irán como el segundo productor de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).