HERRAMIENTAS
Foto: AFP/ Archivo

(Nueva York, 21 de septiembre – Reuters) – El petróleo subió el viernes por segunda sesión consecutiva, debido a que los temores por el suministro y el optimismo por la economía alentaron una recuperación del precio tras la caída previa de un 7 por ciento en la semana.

El Brent alcanzó los 111 dólares por barril pero cayó un 4,5 por ciento en la semana. Entre el lunes y el miércoles, el petróleo bajó por el crecimiento del nivel de los inventarios en Estados Unidos y los esfuerzos de Arabia Saudita por rebajar los precios.

La baja semanal llegó en medio de las preocupaciones por el impacto de los altos precios y los elevados costos en la economía estadounidense, situación que alentó expectativas de que la Casa Blanca pueda liberar sus reservas de emergencia para reducir los valores.

El crudo Brent para noviembre cerró con un alza de 1,39 dólares, a 111,42 dólares el barril. El contrato alcanzó un mínimo en torno a los 107 dólares el jueves, su menor nivel desde el 3 de agosto.

En tanto, los futuros del petróleo en Estados Unidos terminaron la semana con una baja del 6,2 por ciento. El viernes, el crudo para entrega en noviembre aumentó 47 centavos para cerrar en 92,89 dólares el barril.

Los comentarios de una fuente en el Golfo Pérsico de que Arabia Saudita, el mayor productor de petróleo de la Opep, quería bajar los precios y estaba dispuesto a inyectar más crudo al mercado generaron un tono pesimista durante gran parte de la semana.

Las declaraciones ayudaron a que se desvanecieran las expectativas de que una tercera ronda de estímulo monetario, anunciada por la Reserva Federal de Estados Unidos la semana pasada, alentaría a los inversores a recurrir al petróleo y a otros activos de mayor riesgo.