×

Wall Street cierra con un ascenso del 0,26% en el Dow Jones

Foto: Justin Lane/ EFE

(Nueva York, 5 de octubre – EFE).- Wall Street moderó hoy los avances en la recta final y cerró con una subida del 0,26% en el Dow Jones, en una jornada en la que se conoció el informe oficial de empleo en Estados Unidos, que superó las expectativas de los inversores.

Ese índice, que agrupa a 30 de las mayores empresas de EE UU, sumó 34,79 puntos para acabar en 13.610,15 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedió un leve 0,03% (-0,47 puntos) hasta 1.460,93 enteros y el índice compuesto del mercado Nasdaq cedió 0,42% (-13,27 puntos) hasta 3.136,19 unidades.

Los inversores en el parqué neoyorquino recibieron de buen ánimo el último informe del Departamento de Trabajo de EE UU que reveló que el desempleo bajó al 7,8% en septiembre, tres décimas menos que en agosto, con una ganancia neta de 114.000 nuevos puestos de trabajo.

La mayoría de sectores de Wall Street cerraron con ganancias, entre los que destacó el de transportes (0,42%), el financiero (0,08%) y el de materias primas (0,02%), mientras que retrocedió el tecnológico (-0,66%) o el energético (-0,17%).

Dos tercios de los 30 componentes del Dow Jones terminaron en positivo, liderados por la cadena de tiendas de bricolaje Home Depot (2,36%), la aeronáutica Boeing (1,36%), la química DuPont (1,21%) y la tecnológica Intel (1%).

Al otro lado de la tabla encabezó las pérdidas la sanitaria UnitedHealth (-1,45%), por delante del grupo informático HP (-1,41%), Bank of America (-0,06%) y el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (-0,62%).

Fuera de ese índice destacó el fuerte desplome de la empresa de videojuegos para redes sociales Zynga (-11,90%), tras recortar sus previsiones de crecimiento para el conjunto del año, y arrastró consigo a otras firmas del sector como Facebook (-4,73%).

Por su parte, las acciones de la empresa de cosméticos Avon cayeron el 1,33% tras anunciar que su directora ejecutiva, Andrea Jung, renunció a su cargo y abandonará la empresa tras más de dos décadas trabajando en la compañía.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajó a 89,88 dólares, el oro descendió a 1.783,2 dólares la onza, el dólar se depreciaba ante el euro, que se cambiaba a 1,3030 dólares, y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años ascendía al 1,74%.