×

Pobreza disminuyó a la mitad entre 1998 y 2011, según el INE

(Caracas, 6 de octubre – AVN).- La inversión social que sostiene el Gobierno Nacional permitió reducir a la mitad el porcentaje de hogares pobres en el país, que pasó del 43,9% registrado en 1998 al 26,7% en 2011, revela un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Dicha tendencia solamente se vio vulnerada entre 2002 y 2003, años del golpe de estado y sabotaje petrolero impulsado por la oposición venezolana, cuando se incrementó hasta 55% la pobreza en el país.

Una vez superado este período, los efectos de la inversión social resultaron incrementados con la aparición de las misiones, que han servido para atender las necesidades de salud, educación, seguridad, alimentación y recreación de la población venezolana.

El referido estudio registra que entre 2002 y 2011 los hogares en situación de pobreza, calculado según necesidades básicas insatisfechas, disminuyó en 10 puntos porcentuales mientras que la pobreza extrema descendió en 6,8%.

Entretanto, los hogares en pobreza extrema, cuyos ingresos se ubican por debajo del costo de la Canasta Básica Alimentaria, descendieron de 25% en 2003 a 7% para 2011.

De igual manera, el impacto de la inversión social en la mejora de las condiciones de vida de la población venezolana fueron registrados en el estudio del ministerio del Poder Popular para Planificación y Finanzas.

Entre estas mejoras se encuentra el aumento en 17 puntos porcentuales de los hogares con acceso al agua potable, al pasar de 80% en 1998 a 97% para 2011, aspecto que permitió a Venezuela alcanzar la Meta del Milenio acordada en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

De igual manera, la población incluida en la recolección de aguas servidas en redes aumentó del 62% en 1998 al 90% en 2011, lo cual representa más de 8 millones de personas que ahora cuentan con acceso a este servicio público.

Las condiciones de la población han mejorado tanto en los últimos 13 años que se ha incrementado el Indice de Desarrollo Humano, que elabora el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), al pasar de 0,633 en 1995 hasta 0,735 para 2011, con lo cual Venezuela dejó de ser considerada una nación con nivel de desarrollo medio para pasar a nivel de desarrollo avanzando.