HERRAMIENTAS
Foto: AVN

(Caracas, 24 de octubre-EFE).- Economistas venezolanos tildaron hoy de irreal el presupuesto fiscal de 2013 presentado por el Gobierno ante la Asamblea Nacional (Parlamento) y dijeron dudar del 6 % de crecimiento previsto para el próximo año y también de que no habrá una devaluación.

Lo que el Gobierno del presidente Hugo Chávez presentó este martes al Parlamento “fue el presupuesto de ‘Alicia en el país de las maravillas’; ni las mismas autoridades se creen eso; tienen sus verdaderos planes, pero escondidos”, dijo a Efe el director de la firma Econométrica, Ángel García.

El presupuesto para 2013 es por 92.187 millones de dólares, un 33,1 % mayor respecto al de este año, y fue calculado sobre la base de un precio promedio del barril de crudo de 55 dólares, alrededor de la mitad del precio de venta que acumula este año.

Además, se estimó una meta de inflación en un rango de entre 14 % y 16 %, mientras que el tipo de cambio del dólar se mantiene en 4,30 bolívares, en el marco del control de cambio vigente desde 2003.

Estas premisas corresponden “a un mundo paralelo que no se compadece con la realidad”, insistió el también profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

García: “Venezuela tiene un presupuesto fiscal y otro parafiscal”

García agregó que el Gobierno calculó el presupuesto sobre la base de un precio del petróleo, la principal fuente de divisas del país, inferior al de la realidad, no porque espera que caiga a 55 dólares el barril, sino porque “Venezuela tiene un presupuesto fiscal y otro parafiscal, ambos manejados a discreción” por Chávez.

“Ese 6 % está inflado. Este año la economía crecerá un 5 % aproximadamente y gracias a un gasto muy elevado de casi el 52 % del PIB”

“No hay control sobre el primer presupuesto, peor puede haber control sobre los fondos extrapresupuestarios, parafiscales”, añadió el experto, que adicionalmente previó que en 2013 “habrá una devaluación grande, que podría ser de un 45 % o un 50 % “.

“El déficit fiscal venezolano es del 15 %, uno de los más altos del planeta; es decir, el gasto excede en un 15 % el ingreso y para disminuir esa brecha se necesita devaluar, multiplicar la cantidad de bolívares en relación a cada petrodólar”, insistió.

Sobre el 6 % de crecimiento que prevé el presupuesto, dijo que más bien “muchos” economistas del país esperan “una contracción económica”, derivada precisamente de la devaluación.

“Si la devaluación que viene no estuviese acompañada de una escasez de divisas sería otra historia, pero es devaluación que va a reducir el poder de compra del salario y, con ello, del consumo, que es responsable del 70 % de la actividad económica”, recordó.

El economista José Guerra, encargado del programa económico de Henrique Capriles, candidato opositor perdedor en las presidenciales del pasado 7 de octubre, explicó a Efe que no prevé una contracción, pero tampoco el 6 % anunciado en el presupuesto gubernamental.

“Ese 6 % está inflado. Este año la economía crecerá un 5 % aproximadamente y gracias a un gasto muy elevado de casi el 52 % del PIB. El próximo año no creo vaya a haber un gasto igual; entonces, será por debajo del 6 %, pero no una contracción”, remarcó.

El director de la Facultad de Economía de la UCV coincidió con García en que tampoco cree que se mantenga el tipo de cambio de 4,30 bolívares por dólar.

“Van a ajustar el tipo de cambio de una manera formal o informal” y así, previó Guerra, la tasa de cambio oficial de 4,30 bolívares subirá a 5,20 o a 5,50 bolívares por dólar, “con lo cual el Gobierno tendría ingresos para financiar el déficit” fiscal del 15 %.

“Un ajuste cambiario podría disminuir la brecha fiscal, porque cuando el Gobierno devalúa se hace más rico (…) y una devaluación por ejemplo del 30 % podría significar cerrar la brecha en 5 puntos porcentuales del PBI, lo que es bastante”, remató Guerra.