HERRAMIENTAS
Foto: AFP/ Archivo

(Moscú, 07 de noviembre. Reuters) - El directorio de Surgutneftegaz, el cuarto mayor productor de crudo de Rusia, resolvió abandonar un consorcio de empresas rusas que opera en la faja del Orinoco venezolana, su último proyecto en el extranjero, dijo la compañía el miércoles.

El consorcio ruso posee el 40 por ciento de participación en la empresa mixta Petromiranda que inició producción temprana a fines de septiembre, mientras que la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) tiene el 60 por ciento restante.

La rusa-británica TNK-BP, que participa en el proyecto, también ha decidido dar un paso al costado para concentrarse en sus propios negocios en Rusia y empezó conversaciones con la gigante Rosneft, también socia de Petromiranda, para venderle su participación.

“Cualquier cambio que haya en la composición de los socios debe ser autorizada por el ministerio”

Fuentes dijeron que Surgutneftegaz tendría intenciones de vender su participación a Rosneft.

Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa y ministro de Petróleo de Venezuela, dijo en Caracas no haber recibido una solicitud para el cambio de los integrantes del consorcio.

“Cualquier cambio que haya en la composición de los socios debe ser autorizada por el ministerio“, comentó Ramírez a periodistas.

Lukoil y Gazprom Neft son otras petroleras rusas involucradas en el consorcio, que analistas aseguran fue diseñado más para estrechar lazos con el presidente socialista venezolano Hugo Chávez, que para obtener beneficios.

Petromiranda, que opera en el promisorio bloque Junín 6, es uno de los proyectos con mayor avance en la rica faja del Orinoco en Venezuela, donde Chávez está poniendo todos sus esfuerzos para elevar la estancada producción del país.

economía » en esta sección

buscador