HERRAMIENTAS

(Willemstad / Caracas, 12 de noviembre. Reuters) - La refinería Isla, operada por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Curazao, comenzó el proceso de reinicio de la unidad de craqueo catalítico luego de haber estado cuatro meses detenida, dijo el lunes a Reuters el presidente del sindicato de trabajadores.

La instalación, de 335.000 barriles por día (bpd) de capacidad, ha operado este año a media máquina por frecuentes fallas en la provisión de servicios de agua, vapor y electricidad, en momentos en que el circuito doméstico de refinación de Pdvsa también trabaja con deficiencias.

“Estamos reiniciando el FCC (craqueador catalítico, por sus siglas en inglés). La refinería está utilizando sus propios servicios de agua para evitar interrupciones“, dijo Ángelo Meier, presidente del sindicato de trabajadores de Isla.

El craqueador, que produce derivados livianos como la gasolina y el diésel, sólo operó cuatro meses este año -entre marzo y julio- y varios intentos por reiniciarlo han sido infructuosos.

“Estamos reiniciando el FCC (craqueador catalítico, por sus siglas en inglés). La refinería está utilizando sus propios servicios de agua para evitar interrupciones”, dijo Ángelo Meier

Isla y varios terminales de almacenamiento enclavados en el Caribe sirven como puntos estratégicos de salida de crudo y derivados venezolanos al mercado asiático, el segundo cliente en importancia para Pdvsa.

El proceso de arranque tomará unos cuatro días. Esta vez estamos yendo lentamente para evitar fallas”, agregó Meier.

Las labores de reinicio generaban grandes humaredas en los alrededores de la refinería, que está situada en el corazón de Curazao.

El circuito venezolano de refinación está operando a alrededor de un 64 por ciento de su capacidad de 1,3 millones de bpd tras una gran explosión que afectó en agosto la mayor refinería del país, Amuay, y una posterior seguidilla de incidentes en otras plantas que ha dejado varios heridos.

Planes de mantenimiento programado en refinerías como Cardón también contribuyen a la baja operatividad del circuito, que ha alterado la exportación de derivados petroleros venezolanos .

Un fuga de “material biodegradable” por una falla mecánica en Petromonagas, operado por Pdvsa y la rusa TNK-BP, mientras se realizaba una parada mayor por mantenimiento dejó tres heridos leves el domingo en el mejorador de crudo pesado del proyecto, informó la estatal en un comunicado.