HERRAMIENTAS
Foto: EFE/ Archivo

(Caracas, 13 de noviembre. Noticias24) – Representantes del Ministerio de Petróleo y Minería venezolano aseguran que el país no compra gasolina en el exterior, sin embargo reportes mensuales del Departamento de Energía de Estados Unidos reflejan la compra de combustible terminado en varias oportunidades, según informa La Verdad.

El departamento norteamericano reporta en sus estadísticas que Venezuela importó 19.000 barriles diarios de gasolina en enero, 11.000 en febrero y 17.000 en abril, cantidad que aumentó para mediados de año y llegó a 34.000 en agosto.

Al respecto, el ministro Rafael Ramírez aseguró que el país tiene una producción de 451 mil barriles de gasolina por día, para atender un consumo interno de 298 mil.

A continuación el artículo completo del diario La Verdad:

Pese a que el Ministerio de Petróleo y Minería niega que Venezuela compre gasolina terminada en el exterior, reportes mensuales del Departamento de Energía de Estados Unidos indican que las importaciones del combustible desde ese país son constantes.

De acuerdo con los informes del organismo gubernamental estadounidense, la nación adquiere el carburante a través de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) desde mediados del año pasado, pero la demanda se elevó a partir de julio de 2012.

Las estadísticas del Departamento de Energía de Estados Unidos precisan que Venezuela importó desde ese país 19 mil barriles diarios de gasolina en enero, 11 mil en febrero y 17 mil en abril. En marzo no se registraron compras.

En mayo de este año las adquisiciones se ubicaron en seis mil barriles del carburante por día

En mayo de este año las adquisiciones se ubicaron en seis mil barriles del carburante por día, pero la cantidad ascendió a 14 mil en junio, creció a 26 mil en julio y se disparó a 34 mil en agosto.

Durante el octavo mes del año se importaron los mayores volúmenes del combustible desde 2011, luego de que en diciembre se compraran 32 mil barriles por día del derivado de crudo.

El registro más alto de adquisición de gasolina en Estados Unidos, de acuerdo con las estadísticas, se hizo en febrero de 2003, cuando debido al paro petrolero Pdvsa se vio obligada a buscar producto en el país del norte por el orden de 36 mil barriles por día.

Durante agosto Venezuela compró casi la misma cantidad de carburante que cuando el paro de hace 10 años, aunque la industria petrolera no estaba paralizada.

Justamente a finales del octavo mes del año, se presentó un incendio en la refinería Amuay, la más grande del país, por lo que se espera que las importaciones de gasolina se hayan disparado en septiembre.

Hasta ahora el Departamento de Energía norteamericano no publica sus informes correspondientes a los meses de septiembre y octubre.

Lo niegan

Rafael Ramírez, ministro de Petróleo y Minería, afirmó el miércoles en reunión con la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional que Venezuela no importa gasolina.

“Nosotros no importamos gasolina, menos la cifra que usted dice, de 70 por ciento, eso es falso“, dijo al ser consultado sobre el tema por Alfonso Marquina, diputado de oposición.

El también presidente de Petróleos de Venezuela aseguró que el país tiene una producción de 451 mil barriles de gasolina por día, para atender un consumo interno de 298 mil.

El ministro indicó que lo que sí importa Venezuela son componentes del combustible, como metil terbutil éter (MTBE), un oxigenante para hacer carburante limpio.

Más importaciones

Nelson Hernández, analista en materia energética, advirtió en octubre que Venezuela -incluyendo las compras a Estados Unidos- mantenía importaciones de tres millones de barriles de gasolina cada 15 días.

El ingeniero indico que la cifra se disparó debido al accidente que ocurrió en Amuay, que afectó unidades de producción de combustible e instalaciones para almacenamiento.

La central de refinación más importante del país aún opera al 60 por ciento de su capacidad aunque ya transcurrieron 45 días del incidente, según indicaron dirigentes sindicales.

La situación de los combustibles tiende a empeorar, pues esta semana se registró un incendio en la refinería Cardón, la segunda en importancia en el país.