×

Exclusiva N24: en el Táchira el “bueno, bonito y barato” pide la atención de los políticos

 

Video: Noticias24, 20 de noviembre de 2012

(Caracas, 19 de noviembre – Noticias24) Que los dejen trabajar, ese es el deseo de muchos que hoy se encuentran en la plaza Bolívar de San Cristóbal, en el estado Táchira, ofreciendo sus servicios y productos a todos los transeúntes de la zona. Ellos son los hijos del “bueno, bonito y barato”, sobre los cuales se ciernen críticas y mitos muchas veces equivocados: ellos son los trabajadores de la economía informal.

Según datos del INE que reflejan los índices de la fuerza de trabajo en el país en el primer semestre de 2012, la población ocupada en el sector informal equivale a 5.143.280 personas (42,1%), que en comparación con el primer semestre de 2011 que fue de 43,6% (5.230.838 ocupados), cifra que refleja una disminución que representa una variación anual de 1,4%.

Mal llamados “buhoneros”, los trabajadores de la economía informal crecen cada vez más en número pero su ambiente se vuelve cada vez más incierto, pues son pocos los gobiernos regionales o locales los que abordan el tema como prioritario para brindar soluciones eficaces para todos. Los mitos y la críticas los envuelven, así como la inseguridad física y económica porque “no todos los días son buenos” y cuando lo son, “debemos estar ‘pilas’ de que no nos asalten”.

La población ocupada en el sector informal equivale a 5.143.280 personas (42,1%),que en comparación con el primer semestre de 2011

El caso del estado Táchira no se diferencia mucho de los del resto del país. En la Plaza Bolívar de San Cristóbal, cientos de personas rodean el área para ofrecer comida, servicios, ropa, música y demás. Interrumpiendo su dinámica normal, el candidato para la gobernación por el Psuv José Gregorio Vielma Mora, decidió colocar en su agenda a este gran sector de la población recorriendo los comercios y prometiendo reubicarlos en un nuevo sector con mayor seguridad y mejores condiciones.

La propuesta no se rechazó, pero hay detalles que los propios trabajadores quisieron dejar claro. Para unos hombres lustradores de calzado, que además se agrupan dentro de una asociación con fuertes normas, el traslado no es un problema, pero sí lo sería si los llevan a un lugar donde no pasen clientes. Teniendo algunos más de 10 años en el sector, ya son conocidos entre los que frecuentan la Plaza y por ende tienen ya una cartera que no quieren dejar perder.

El caso de los que venden comida en las aceras de la calle no es diferente, ellos, como todos, piden que los dejen ejercer su función pues la mayoría superan los 50 años y “ya no tenemos oportunidad para trabajar en otro lado”.

Teniendo algunos más de 10 años en el sector, ya son conocidos entre los que frecuentan la Plaza y por ende tienen ya una cartera que no quieren dejar perder.

Este es el verdadero fondo de este tema: hombres y mujeres que pasan su días vendiendo artesanía, ropa o comida porque el mercado laboral no acepta a las personas que superan una cierta edad como fuerza de trabajo. “Hay que ir de la mano de la empresa privada para fomentar el empleo”, dijo Vielma Mora conversando en exclusiva con Noticias24 tomando en cuenta la problemática que afrontan muchos hoy en día.

Ya no es como antes, ahora la mayoría se encuentran dentro de alguna organización o Consejo Comunal con normas claras y parámetros bien definidos para elaborar su función como comerciantes, pero aún quedan muchos por fuera que piden no solo trabajo sino mejores condiciones, pues son ellos que los que también hacen que la economía funcione.