HERRAMIENTAS
Foto: EFE / Archivo

(Nueva York, 27 de noviembre – Reuters).- Los precios del petróleo cayeron por segundo día consecutivo en una volátil sesión el martes, debido a las preocupaciones sobre las negociaciones del presupuesto en Estados Unidos, mientras que los futuros de la gasolina fueron impulsados por los reducidos niveles de inventarios.

El crudo Brent cayó 1,05 dólares, o un 0,95 por ciento, a 109,87 dólares por barril.

El petróleo en Estados Unidos para entrega en enero cayó 56 centavos, o un 0,64 por ciento, a 87,18 dólares por barril, tras cotizar entre 86,83 y 88,25 dólares.

Mientras los mercados recibieron con agrado las noticias de un acuerdo para liberar la ayuda de emergencia que requiere Grecia, operadores petroleros se centraron en el denominado “abismo fiscal” en Estados Unidos como una señal de que la demanda de combustible enfrentaría nuevos obstáculos.

El Congreso estadounidense mostró algunas señales de progreso en torno a un compromiso para evitar la combinación de incrementos impositivos y recortes de gastos que entraría en efecto el próximo año, pero alcanzar un acuerdo para fines de año aún parece improbable.

Los prestamistas internacionales concordaron sobre un paquete de medidas para reducir la deuda griega en más de 40.000 millones de euros y proyectaron reducirla a un 124 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al 2020.

No obstante, analistas advirtieron que el acuerdo no detalla el final de los problemas para Europa.

Operadores aguardaron los datos semanales de inventarios que difundirá el martes el Instituto Americano del Petróleo (API). Las existencias de crudo y gasolina de Estados Unidos habrían crecido la semana pasada debido a mayores importaciones, mostró el lunes un sondeo preliminar de Reuters a cuatro analistas.

Sumándose al entorno económico pesimista, la OCDE recortó el martes sus pronósticos de crecimiento global, argumentando que la crisis de endeudamiento de la zona euro es la principal amenaza a la economía mundial.