HERRAMIENTAS
Video: AP, 3 de diciembre de 2012

(Nueva York, 3 de diciembre-EFE).- Lincoln, la marca de prestigio del grupo Ford, presentó una nueva apuesta para atraer a los consumidores de lujo más modernos, con el nombre Lincoln Motor Company y nuevos servicios personalizados a sus clientes.

Con este nombre, la empresa vuelve a los orígenes, pues la compañía se llamaba originalmente Lincoln Motor Company cuando Edsel Ford firmó en 1922 el acuerdo de compra de la empresa de su fundador, Henry Leland.

La nueva marca Lincoln estará definida como la calidad, el estilo único y las tecnologías innovadoras, dijo el consejero delegado del grupo Ford, Alan Mulally, durante la presentación en Nueva York.

Además, la nueva filosofía de Lincoln se basará en el servicio personalizado y en el trato directo los vendedores y los consumidos

“Estos elementos, junto con un nuevo nivel de trato cálido, personal y sorprendente, permitirá a Lincoln atraer a los clientes de lujo de hoy en día”, añadió Mulally.

La marca Lincoln fue a finales de los años 90 la más vendida entre las enseñas de lujo (con más de 200.000 unidades matriculadas en EE.UU.), pero después sus modelos, demasiado clásicos, acabaron siendo superados en el mercado por Mercedes-Benz, BMW, Audi o Lexus.

En los primeros once meses del año, Lincoln ha vendido en EE.UU. 74.766 unidades, un 3,2 % menos que en el mismo período de 2011, mientras que sus competidores ha subido sus ventas.

El lanzamiento de Lincoln Motor Company viene acompañado de la puesta a la venta a finales de mes del nuevo sedan mediano MKZ totalmente renovado, el primero de los cuatro nuevos automóviles que saldrán próximamente.

Además, la nueva filosofía de Lincoln se basará en el servicio personalizado y en el trato directo los vendedores y los consumidos.

Por ejemplo, todos los clientes que reserven un MKZ recibirán un un elegante regalo, que podrán escoger entre una selección de vinos y champañas, joyas, gafas de sol o una noche en un hotel de una lujosa cadena.

A los posibles compradores también se les ofrecerá la oportunidad de tener una “cita nocturna” con Lincoln, que incluye una prueba de dos días del vehículo y una cena gratis en un restaurante.

“Hoy en día, los consumidores de lujo toman decisiones basadas en lo que más atrae a sus pasiones y no en lo que ellos creen que va a impresionar a los demás”, dijo el vicepresidente ejecutivo de Marketing Global, Ventas y Servicio de Lincoln, Jim Farley.

Desde que Ford vendió sus divisiones de coches de lujo como Volvo y Jaguar, Lincoln es la única marca de lujo en la empresa, aunque solo representa el 3 % de las ventas totales de Ford, frente al 9 % que obtuvo durante el apogeo de la marca.