×

Presidenta de la comisión aduanera de Consecomercio teme que el “Niño Jesús” llegue en enero

Foto: AFP PHOTO/LEO RAMIREZ

(Caracas, 4 de diciembre. Noticias24).- La presidenta de la Comisión de Aduanas de Consecomercio, Cipriana Ramos, aseguró a Noticias24 Radio, que el retraso en el despacho de mercancía, particularmente los juguetes, desde los puertos del país, se debe tanto al incremento de las importaciones, como a una disminución del parque en los muelles venezolanos.

Escuche la entrevista completa a continuación:

La vocera lamentó que el Estado venezolano, teniendo los medios para agilizar el despacho en esta época, no los active, en particular el Sistema Aduanero Automatizado (Sidunea), que permite registrar la entrada de la mercancía.

“El mensaje es que utilicemos los sistemas informáticos que tenemos, que le demos la utilidad para la que fueron adquiridos, activando los mecanismos de controles electrónicos”, dijo Ramos, que explicó que son varias las razones del retraso de un mes en el despacho de productos.

“Tenemos una demora de 30 días en los despachos, lo cual ha venido retrasando todo lo que importamos en el país”

Ramos destacó que los juguetes no son los únicos productos varados en los puertos venezolanos. “Tenemos una demora de 30 días en los despachos, lo cual ha venido retrasando todo lo que importamos en el país. Lo que pasa es que en una época como esta los juguetes son como de primera necesidad”, explicó.

Afirmó que también los pinos para los arboles navideños están en los puertos. Así como vehículos importados, repuestos, alimentos, ropa, entre muchos otros rubros. Asimismo, destacó que donde más sufrirán este retraso en los puertos es en las regiones más retiradas.

“Las estadísticas nos indican que el 80% de lo que estamos consumiendo es importado, significa que poco a poco vamos a ver como faltan productos”, continuó Ramos.

Niño Jesús en enero

Ramos dijo que la preocupación de la Cámara de Juguetes, es que el retraso le impida realizar la distribución a tiempo. “El tema más puntual es el de los juguetes por la época y porque ese es un producto que después no puedes vender al mismo precio porque estas perdiendo”, explicó.

La misma situación aplica a otros productos de temporada, entre ellos los pinos. “Genera mucha presión que los juguetes no estén en la calle o que no estén los arbolitos, yo no lo voy a montar en febrero”.

“Imagina que el niño Jesús no llegue el 24 de diciembre sino que llegue a finales de enero”, expresó Ramos, que hizo referencia al hecho que hoy es normal una lista de espera de carros o repuestos.

“¿Pero lista de espera de pinos? ¿De juguetes? A esto no estamos acostumbrados. Y teniendo el Estado los medios para solucionarlo, que los activen”, finalizó.

Causas del retraso

La representante de Consecomercio aseveró que la situación actual era previsible. “Esto para nosotros no fue sorpresa, si se incrementa la importación, evidentemente íbamos a tener una demora”, afirmó.

La recomendación que hizo el gremio a los importadores fue hacer sus compras con tiempo, pero no funcionó. Explicó que en esta época suelen incrementarse las importaciones, pero ahora esta la carga añadida de nuevos rubros que antes no se traían del exterior.

“Todo lo de mi casa bien equipada entra por el puerto, ahorita tenemos un barco con cabilla y cemento, que eso no se importaba antes”, mencionó.

“Cuando se implementó el Sidunea nos dijeron que era para que la mercancía saliera en 2 horas no en 30 días”

A esto se han sumado los trabajos de ampliación en los puertos. “En este momento eso nos está quitando un 30% de espacio. Es necesaria en un 100% y debió hacerse muchísimos años atrás, pero necesitamos medidas que nos ayuden a acelerar el despacho de la mercancía en un tiempo oportuno”.

Propuso la activación de los sistemas automatizados de los muelles como solución expedita, que evitaría que se tenga que trabajar las 24 horas en los muelles.

“Cuando se implementó el Sidunea nos dijeron que era para que la mercancía saliera en 2 horas no en 30 días (…) Hay que tener confianza en el importador, podemos usar el sistema electrónico y estoy segura que en 15 días se descongestiona el puerto”, insistió.

Aseguró que antes han ocurrido situaciones de retrasos, pero nunca como este año. Explicó que se hizo una solicitud para exonerar al importador de los costos por demora si la misma era imputable a Bolipuertos.

Por otra parte, hizo hincapié en que no se puede responsabilizar a un ente en particular y que no hay la percepción por parte de los comerciantes de que hay una “operación morrocoy”. “Eso no es lo que causa la demora, es que tenemos 3 o 4 veces más mercancía que en años anteriores”.