HERRAMIENTAS
Foto: Prensa Polar

(Caracas, 5 de diciembre. Prensa Polar).- Empresas Polar se suma a la celebración del Día Internacional de los Voluntarios o Día del Voluntariado, al reconocer la labor de todas aquellas personas que contribuyen con la mejora de su entorno.

El Día Internacional de los Voluntarios, que la Asamblea General de las Naciones Unidas decretó el 5 de diciembre, ofrece una oportunidad para que las organizaciones y sus miembros hagan visibles sus contribuciones, tanto en el ámbito local y nacional como internacional.

De esta manera, Polar también rinde homenaje a quienes son parte de su programa Voluntariado, personas que poseen el firme compromiso de contribuir con el mejoramiento del bienestar de las comunidades cercanas a sus localidades.

Durante la jornada, en el Centro Empresarial Polar, su sede corporativa, se dispusieron, cajas que contienen ideas a poner en práctica para activar la solidaridad. Cada persona tomó al menos uno de los muchos papelitos que se encontraban dentro de las cajas y a lo largo del día practicaron la acción indicada.

Las acciones apuntan al principio de la Solidaridad y si bien no necesariamente son Voluntariado, para ser voluntario es fundamental vivir y practicar este principio. “Cada individuo tiene sus propias motivaciones que lo impulsan a actuar de manera solidaria y sin esperar retribución económica o material a cambio, aquí radica la mayor riqueza del Voluntariado”, explicó un vocero de la empresa.

En otras localidades del país se realizarán, a lo largo del mes de diciembre, jornadas de reconocimiento a los voluntarios.

Voluntariado que privilegia el dar tiempo y talento

La filosofía del Voluntariado Empresas Polar está basada en la acción porque se privilegia el tiempo y talento de los propios voluntarios sobre lo material. Se generan espacios que permitan a la gente Polar estar al servicio de las comunidades. Este elemento diferencia y posiciona este programa frente a otros de voluntariado corporativo en todo el mundo.

Voluntariado Empresas Polar se apoya en los Comités Locales de Voluntariado para llevar a cabo sus actividades en los distintos territorios. “Se trata de equipos multidisciplinarios y multinivel que garantizan la adecuada ejecución del Programa, bajo los lineamientos y portafolio de actividades establecido por la Coordinación de Voluntariado Corporativo”, indicó García.

La principal guía para hacer voluntariado en la organización se basa en vivir y practicar los principios y valores, esenciales de su Identidad Cultural y contribuir a su razón de ser.

Para Elizabeth Descailleaux, gerente de Talento y Cultura, hacer voluntariado nos hace mejores personas porque reconocemos el valor de otros y aprendemos de ellos. “Nos da la posibilidad de involucrarnos; es también una respuesta cívica y solidaria que refuerza la cohesión social”, afirmó.

Practicar voluntariado genera resultados tangibles producto de acciones basadas en la vivencia de los principios y valores de la organización: Solidaridad, Pasión por el Bien y Alegría son algunos de los que se muestran con mayor énfasis. “Ciertamente, las personas suelen conectar fuertemente con la solidaridad. Sin embargo hacer voluntariado no es la única manera de ser solidarios; debemos también explorar serlo en otros contextos como la casa, la ciudad y el trabajo con los compañeros”, aclaró Elizabeth.

Beneficios para todos

Para el trabajador y para la empresa, los beneficios de practicar el voluntariado son múltiples. Primero, se crean espacios de trabajo en equipo basados en respeto mutuo. Segundo, permite incorporar activamente la solidaridad al ámbito laboral y, tercero, supone un espacio de relación empresa-trabajador, trabajador-trabajador en la que entran en juego nuevos aspectos como la co-participación.

En el caso de los beneficiarios, más que una ayuda, es una nueva forma de relación trabajador-empresa-comunidad. La comunidad beneficiaria recibe de la empresa un retorno a través de la actividad voluntaria y se genera un sentimiento de construcción de un proyecto de transformación social común. De igual forma, es un espacio ideal para el fortalecimiento de la ciudadanía partiendo del individuo con base en la solidaridad.

Para ser voluntario, lo único que se requiere es involucrarse, comprometerse con tiempo, trabajo y talento para sumar voluntades. “Una vez identificado el impulso solidario lo único que necesitas para ser Voluntario Empresas Polar es estar atento a las convocatorias del Comité de Voluntariado de tu localidad e inscribirte en aquellas actividades que sean de tu mayor interés”, finalizó Gerardo García.

economía » en esta sección

buscador