HERRAMIENTAS
Foto: EFE / Archivo

(Nueva York, 5 de diciembre – Reuters).- Los precios del petróleo cayeron el miércoles cerca de un 1 por ciento, después de datos que mostraron un enorme aumento de las existencias de gasolina en Estados Unidos, mientras que débiles cifras de los sectores laboral estadounidense y minorista de la zona euro deprimieron la confianza sobre la demanda de energía.

Un aumento en la producción de las refinerías de Estados Unidos ayudó a que los inventarios de gasolina se incrementaran en 7,9 millones de barriles, su mayor margen semanal desde septiembre del 2001, dijo la Administración de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés).

Si bien los inventarios de crudo cayeron más que lo previsto, los de destilados -que incluyen el diésel y el combustible de calefacción- crecieron en más de 3 millones de barriles.

Los futuros del Brent bajaron 1,03 dólares, a 108,81 dólares por barril, luego de tocar un mínimo a 108,65 dólares en la jornada. El máximo de la sesión fue a 110,57 dólares, levemente por debajo del promedio móvil de 50 días.

El petróleo estadounidense perdió 62 centavos y terminó a 87,88 dólares por barril, luego de operar entre 87,46 y 89,05 dólares.

Los precios del crudo recibieron apoyo de las acciones de Estados Unidos, de las tensiones en Oriente Medio y de un comentario del presidente Barack Obama a líderes de negocios sobre que es posible un acuerdo presupuestario dentro de una semana si los republicanos ceden en su postura sobre los impuestos.

Pero datos económicos, incluidos un aumento menor al esperado de la contratación del sector privado y una fuerte caída en las ventas minoristas de la zona euro, mantuvieron en el centro de la atención las preocupaciones sobre la economía global.

El sector privado de Estados Unidos creó 118.000 empleos en noviembre, menos que lo esperado por economistas, reveló el miércoles un informe privado.

El volumen del comercio minorista en los 17 países que usan el euro cayó un 1,2 por ciento en octubre respecto a septiembre, la mayor caída desde abril, dijo el miércoles la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

El miércoles surgieron enfrentamientos en El Cairo entre partidarios del presidente Mohamed Mursi y manifestantes por el borrador de una constitución que ha dividido al país árabe con mayor población, y que representa la crisis más grave en los seis meses que Mursi lleva al frente del Gobierno egipcio.