HERRAMIENTAS
Foto: REUTERS/Joshua Roberts

(Fráncfort, 22 dic dpa) – Las noticias sobre el estancamiento en las negociaciones en torno al “abismo fiscal” en Estados Unidos no son buenas para la economía de ese país ni la del resto del mundo.

Cuando en Europa parece que la situación mejora algo, ahora las sombras se extienden sobre Estados Unidos. Si la oposición republicana y el presidente demócrata Barack Obama no se ponen de acuerdo para una serie de medidas de ahorro, la principal potencia mundial podría caer en el abismo… de la recesión.

¿Qué es el abismo o precipicio fiscal?

Con el término de “fiscal cliff” se alude al aumento automático de impuestos y recortes de gastos que se producirá a menos que gobierno y oposición lleguen a un acuerdo para modificarlo. Estas medidas se producirán porque vencen los beneficios fiscales que en parte fueron aprobados bajo la Presidencia de George W. Bush. Para el déficit presupuestario es una buena noticia, pues se vería reducido, pero podrían ahogar la coyuntura.

¿De cuánto dinero se trata?

En total están en juego más de 600.000 millones de dólares (465.000 millones de euros). El banco Unicredit cita estimaciones de la oficina de presupuesto del Congreso estadounidense (CBO), según la cual las consecuencias de ese ahorro masivo serán gravísimas para la coyuntura del país: Según estas cifras, si se aplican todos los aumentos y recortes, la economía estadounidense se contraería en el primer trimestre de 2013 un 4,0 por ciento anualizado, y otro 2,0 por ciento anualizado en el segundo trimestre.

¿Qué consecuencias tendría para el resto del mundo?

Estados Unidos sigue siendo la mayor economía del mundo y un socio comercial fundamental para muchos países. Una recesión allí afectaría a socios comerciales como Alemania, China o Francia, y en todos ellos podría producirse por tanto una ralentización.

Estados Unidos sigue siendo la mayor economía del mundo y un socio comercial fundamental para muchos países.

¿Cómo reaccionará el euro?

Tras las últimas noticias positivas de la coyuntura estadounidense, el euro casi llegó a superar la marca de los 1,33 dólares, pero “la inseguridad acerca de si los políticos lograrán superar el abismo fiscal frenó el alza de la moneda única”, según la analista Claudia Windt, de Helaba.

¿Qué influencia tiene el conflicto sobre la Bolsa?

Si finalmente no hay acuerdo, las fuertes ganancias de 2012 podrían desaparecer de un plumazo, sobre todo en las acciones financieras. El administrador de fondos de inversión Adrian Brass, de Fidelity, señala: “Para 2013 mi posición es defensiva. Sigue sin haber solución al abismo fiscal y al problema de la deuda en Estados Unidos y el resto del mundo occidental. La necesidad de aumentar impuestos y bajar los gastos frenará probablemente durante años el crecimiento económico en el mundo desarrollado”.

¿Cuán grande es el riesgo de que Estados Unidos se hunda en el abismo fiscal?

El riesgo ha ido en aumento debido a la falta de acuerdo mientras se acerca la fecha límite. Pero economistas como Christian Schulz, del alemán Berenberg Bank, creen que habrá acuerdo: “Tanto demócratas como republicanos están interesados en un pacto que evite la recesión”. La situación recuerda a la del año pasado, cuando el Congreso autorizó en el último minuto un aumento del límite máximo de endeudamiento. Eso evitó un default, subraya Schulz, pero “no se aprovechó la oportunidad para un auténtico programa de ahorro” a largo plazo y consensuado. Y también ahora parecen muy pocas las posibilidades de que se adopte una estrategia a largo plazo para reducir el déficit.