HERRAMIENTAS
Foto: Miguel Gutiérrez/ EFE / Archivo

(Caracas, 02 de enero. Noticias24) – El economista e investigador de la Ucab, Ronald Balza, dijo al diario El Nacional que “construir el socialismo es algo muy costoso porque es un modelo destructivo”.

Asimismo, el artículo refiere que “la presión que pende sobre Pdvsa para financiar el gasto no se limita a sus inversiones directas. Debe aportar, además, al Fonden y cumplir con los compromisos del Fondo Chino, cuyo balance fue presentado junto con el presupuesto por el ministro de Planificación, Jorge Giordani, en el que destaca el papel que tienen estos recursos en los proyectos de inversión socialistas”.

Además, manifiesta que “la capacidad de inversión social y productiva del Estado depende de los ingresos extrapresupuestarios, los cuales, a su vez, están sujetos a las volatilidades del precio del barril de petróleo”.

A continuación el texto publicado por el medio:

“Construir el socialismo es algo muy costoso porque es un modelo destructivo”, afirma el economista e investigador de la Ucab Ronald Balza. El desarrollo de la economía comunal, con la creación de empresas de propiedad social –directa e indirecta– y mixtas, demanda la eliminación del esquema económico previo, sostiene.

Los planes de inversión requeridos para implantar el modelo exigen un mayor endeudamiento, calculado en el presupuesto en 42,3 millardos de bolívares. Sin embargo, el economista y profesor universitario Alexander Guerrero considera que es posible que los mercados no sean tan receptivos con la deuda venezolana, debido a los apuros de tipo fiscal que pudiera haber en 2013.

La presión que pende sobre Pdvsa para financiar el gasto no se limita a sus inversiones directas. Debe aportar, además, al Fonden y cumplir con los compromisos del Fondo Chino, cuyo balance fue presentado junto con el presupuesto por el ministro de Planificación, Jorge Giordani, en el que destaca el papel que tienen estos recursos en los proyectos de inversión socialistas.

Adicionalmente, Pdvsa deberá contribuir para la disminución de la deuda laboral, a través del financiamiento de los fondos de ahorro y de prestaciones. También debe respaldar el pago de los pasivos que serán cancelados con Petrorinocos.

Las misiones. La capacidad de inversión social y productiva del Estado depende de los ingresos extrapresupuestarios, los cuales, a su vez, están sujetos a las volatilidades del precio del barril de petróleo. “Pudiese ocurrir un escenario en el que el precio caiga tanto que los primeros afectados serían las misiones”, agrega Guerrero.

Los créditos adicionales aprobados elevaron el presupuesto a 472,1 millardos de bolívares, lo que ha llevado a que se califique de deficitaria la Ley de Presupuesto de 2013, en la que se calcula un gasto total de 396,4 millardos de bolívares. El presidente de la Comisión de Finanzas, Ricardo Sanguino, afirma que la inversión social representa 37% de la planificación.

El año pasado 8,04 millardos de bolívares del presupuesto fueron dirigidos a las misiones. El balance legislativo presentado refleja que el monto subió a 12,2 millardos a través de créditos adicionales.

En el próximo período fiscal se destinarán 9,2 millardos de bolívares a las misiones, tomando en cuenta que se agregaron a la lista otros dos programas. Para ello, se fijó el precio del barril de petróleo en 55 dólares. Sin embargo, Ronald Balza afirma que el principal financista de las misiones es Pdvsa, con desembolsos directos.

Refiere que la cifra presupuestada para las misiones equivale a una décima parte de las contribuciones directas de la petrolera al gasto social en 2011. Adicionalmente, el aporte supera la cantidad que la empresa destinó al Fisco ese año, es decir, los recursos que forman el presupuesto de la nación. “El Gobierno está apelando a la suerte con el presupuesto porque el gasto social está montado sobre excedentes del ingreso petrolero”, añade Guerrero.

Salarios. Los gastos de personal constituyen uno de los más grandes compromisos del Ejecutivo. Por este concepto, este año egresó de la partida más del doble de lo proyectado en el presupuesto. Los créditos adicionales para salarios sumaron 90,3 millardos de bolívares: 27 millardos más que lo establecido en el presupuesto de 2013.

Guerrero considera que 2012 fue vital para el Gobierno atender la deuda con los empleados públicos, sobre todo por un tema electoral. No obstante, todos los años se hace un ajuste en el salario mínimo, que no está previsto en el presupuesto. Para 2013 se calcula entre 14% y 16%, según números del BCV. “Debería haber un aumento del sueldo mínimo más o menos en ese orden”, dice Balza. Eso tiene un impacto sobre las pensiones, jubilaciones y aguinaldos que deberá ser completado con créditos adicionales. “Los aguinaldos de 2013 dependen de que el precio del petróleo se mantenga”, señala.


Por Nicolle Yapur

Con información de El Nacional

economía » en esta sección

buscador