HERRAMIENTAS
Video: Globovisión, 17 de enero de 2013

(Caracas, 17 de enero. Noticias24).- Pablo Baraybar, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos, opinó que el gobierno y las empresas deben acordar los niveles permitidos de almacenamiento, para evitar que ocurran acusaciones de acaparamiento. Además propuso que el reglamento de la ley del trabajo incluya normativas que privilegien la producción de alimentos.

“Ya comenzó el sistema de distribución a funcionar. Sin embargo, el sistema de distribución logístico, es decir, los camiones, todavía están al 82% de utilización”, dijo Baraybar, justificando así la escasez de algunos alimentos.

Por otra parte, Baraybar dijo que parte de la responsabilidad es de los propios consumidores, que han hecho compras nerviosas. “Hay una sobredemanda de por lo menos el 30% de las necesidades normales de la gente y eso está presionando en la distribución de los productos”, explicó.

Con respecto a las retenciones de mercancía en almacenes explicó que el Sistema Integral de Control Agroalimentario (Sada), está en conocimiento de todos los alimentos almacenados del país.

“No podemos especular y no podemos acaparar, porque eso es guardar mercadería y no venderla en su momento con fines de cobrar más (…) guardarla para no venderla es una ridiculez”

Destacó que el Sada hace auditorias semanales o mensuales y en casos como la harina de maíz precocida, la presencia es diaria. Insistió en que las empresas no pueden especular, pues no venden directo al público sino a intermediarios y siempre al precio oficial.

“No podemos especular y no podemos acaparar, porque eso es guardar mercadería y no venderla en su momento con fines de cobrar más (…) guardarla para no venderla es una ridiculez”, manifestó.

Además insistió en que no hay acaparamiento si se consiguen 350 toneladas en un almacén, pues eso “no hace ni para un día de ventas”, dijo Baraybar, que también trabaja en Empresas Polar. “Empresas Polar vende 47 millones 500 mil kilos mensuales de harina precocida, 350 toneladas como ustedes entenderán es muy poquito”, añadió.

En vista de esta situación, Baraybar abogó por un trabajo conjunto entre Gobierno y las empresas para establecer los niveles permitidos de inventario, considerando que la ley actual no establece una cantidad, para evitar las acusaciones de especulación y acaparamiento.

Por otra parte, afirmó que “se debe asegurar que el reglamento de la Ley del Trabajo incluya normativas que privilegien la producción de alimentos”. Consideró que debido a la importancia de la industria no puede detenerse la producción de alimentos.

economía » en esta sección

buscador