HERRAMIENTAS
Foto: Reuters / Archivo

(Nueva York, 17 de enero – Reuters).- Los futuros del petróleo Brent subieron el jueves, luego de que los mercados financieros recibieron impulso por datos económicos de Estados Unidos que mostraron que las solicitudes de beneficio por desempleo cayeron a mínimos de cinco años y que lo inicios de construcción de casas subieron con fuerza.

En tanto, la toma de una planta de producción de gas en Argelia a manos de militantes islámicos generó preocupación de que la turbulencia en la región podría interrumpir las exportaciones de energía.

Los futuros de gasolina también subieron después de que una fuga en una refinería en Venezuela amenazó con reducir los suministros del combustible para motor en la región.

Los futuros del crudo Brent cerraron con alza de 1,42 dólares, o de un 1,29%, a 111,10 dólares por barril.

El contrato a febrero subió 1,25 dólares, o un 1,33%, para cerrar en 95,49 dólares por barril, tras comercializarse entre 93,80 y 96,04 dólares el barril.

Datos mostraron que el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó a un mínimo nivel en cinco años la semana pasada, mientras que las nuevas construcciones de viviendas de Estados Unidos se aceleraron en diciembre al ritmo más veloz en más de cuatro años.

El petróleo escaló junto con las acciones estadounidenses, impulsadas en parte por una sólida temporada de resultados corporativos en Estados Unidos en lo que va del primer trimestre.

Veinticinco extranjeros escaparon y al menos siete murieron el jueves cuando las fuerzas de Argelia lanzaron una operación para liberarlos de secuestradores en una remota planta de gas situada en el desierto, dijeron fuentes argelinas, en la mayor crisis internacional de rehenes registrada en décadas.

El ataque reforzó las preocupaciones sobre los riesgos en el suministro de petróleo y gas en la región.

La crisis comenzó cuando hombres armados que se hacen llamar “Batallón de Sangre” irrumpieron en una planta de gas el miércoles por la mañana. Dijeron que habían tomado como rehenes a 41 extranjeros y exigieron que Francia detuviera su intervención militar en Mali contra insurgentes islamistas vinculados a Al Qaeda.