HERRAMIENTAS
Foto: Reuters / Archivo

(Nueva York, 25 de enero – Reuters).- El oro tocó mínimos de dos semanas el viernes y registró su mayor descenso semanal, debido a que una mejora en el panorama global para la economía arrastró al metal de refugio seguro por debajo de un nivel de soporte técnico.

El lingote cayó debajo de un promedio móvil de 200 días, en el que se había mantenido gran parte de los últimos meses, al tiempo que las acciones estadounidenses medidas por el índice S&P 500 subieron por octava sesión en su mayor racha ganadora en más de ocho años.

Alentadores datos del sector inmobiliario estadounidense y señales de estabilidad en la zona euro presionaron al oro.

Operadores dijeron que la reunión de política monetaria de la Reserva Federal la próxima semana y los datos del sector laboral en Estados Unidos marcarán la pauta en el mercado del oro.

El oro al contado cedió un 0,6%, a 1.658,11 dólares la onza, luego de anotar su menor nivel desde el 11 de enero a 1.655,39 dólares la onza.

El metal bajó el 1,5% esta semana, su peor desempeño semanal desde la semana del 23 de diciembre.

El oro en euros amplió sus pérdidas, al tocar mínimos de ocho meses de 1.230,03 euros la onza.

Los futuros de oro estadounidense para febrero cerraron con baja de 13,30 dólares, a 1.656,60 dólares la onza.

La moneda única escaló ante las noticias de que varios bancos le devolverán al Banco Central Europeo por anticipado préstamos de emergencia recibidos durante la crisis financiera, en una señal de que al menos algunas partes del sistema se recuperan.

El oro también fue presionado luego de que las ventas de casas nuevas unifamiliares en Estados Unidos cayeron en diciembre, aunque el dato del mes anterior fue revisado para mostrar el ritmo más veloz de ventas en más de dos años, una señal de que la recuperación del sector inmobiliario en el país continúa.

La plata, que tiende a ser mas volátil que el oro, perdió un 1,5%, a 31,16 dólares la onza.

El platino subió un 0,8%, a 1.691,50 dólares y anotó una ganancia semanal de casi el 1,5%, ampliando su racha ganadora por cuarta semana consecutiva, la mayor en un año.

El paladio subió un 1,9%, a 737,72 dólares la onza.