HERRAMIENTAS
Video: Globovisión, 25 de enero de 2013

(Caracas, 25 de enero – Noticias24).- El director de Ecoanalítica Asdrúbal Oliveros, expresó que desde el punto de vista macroeconómico en país está sucediendo “una mezcla de varios factores” como consecuencia de la economía rentista basada en el petróleo, la aplicación del control de cambio en 2003 y además la problemática del sector eléctrico.

Expresó que el problema de fondo de la economía venezolana es la tendencia al tipo de “cambio barato” lo que es llamado “sobrevaluación de la moneda”.

Agregó que en el país han crecido considerablemente las importaciones y que antes de la aplicación del control de cambio Venezuela no importaba más de 15 mil millones de dólares y actualmente importa casi 60 mil millones de dólares. Añadió que el consumo se ha incrementado por lo que ha aumentado la escasez.

Señaló que las importaciones relacionadas al sector público han crecido “agresivamente”, ubicándose en 40% del total.

Oliveros aseguró que en los últimos dos años hemos tenido un estancamiento en el sector petrolero y el precio se ha mantenido. “El 96% de las divisas que entran al país las aporta el petróleo”. A su juicio, la consecuencia de que el precio del crudo venezolano no aumente es que se sigue percibiendo lo mismo que en años anteriores y sin embargo la demanda agregada interna sigue creciendo al igual que el PIB.

“Las divisas ya no son suficientes”, dijo al tiempo que manifestó por ello las industrias presentan problemas para la elaboración de sus productos lo que incrementa los problemas de escasez.

“Cuando uno desglosa los componentes del PIB, cómo crece la economía, se encuentra que lo que más crece son las importaciones (…) el tipo de cambio de 4,30 es un tipo de cambio claramente barato”. Oliveros agregó que para que Venezuela tenga una economía que “funcione” el tipo de cambio debe estar en 9,22 dólares por bolívar.

Para finalizar, el experto en materia económica aseveró que no comparten la proyección de la inflación ofrecida por el Banco Central para este año, pues para Ecoanalítica la inflación se posicionará entre 26 y 27%.