indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: AVN

(Caracas, 28 de enero – Reuters).- Venezuela reformó el esquema de un impuesto a las ganancias extraordinarias que cobra a la industria petrolera, cambiando la escala de aportes e incrementando el flujo que se destina al presupuesto y a las reservas del Banco Central, dijo el lunes el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez.

Video: VTV, 28 de enero de 2013

Las modificaciones recortarían este año en casi 3.000 millones de dólares los aportes a un fondo especial (Fonden) manejado por el Gobierno, pero engrosarían con 1.400 millones de dólares adicionales la caja de la petrolera estatal Pdvsa, que sufre de falta de liquidez.

Con los cambios, las divisas destinadas al Banco Central se incrementarán en casi 2.500 millones de dólares, asumiendo que el precio del crudo se mantenga en los niveles actuales, dejándole a la entidad mayor disponibilidad de fondos.

La nueva escala de aportes establece que las petroleras privadas y Pdvsa deberán pagar el impuesto que grava la diferencia entre el valor del barril presupuestado para el 2013 de 55 dólares y el precio de venta de cada uno.

El tributo será del 20 por ciento si el precio de venta está entre 55 y 80 dólares por barril, del 80 por ciento si el barril es vendido entre 80 y 100 dólares, un 90 por ciento en caso de que el precio sea de entre 100 y 110 dólares, y del 95 por ciento si el precio supera los 110 dólares por barril.

El presidente Hugo Chávez, que lucha en Cuba por recuperarse de una cirugía contra el cáncer, introdujo el impuesto a las ganancias extraordinarias en el 2008goo
con una tasa máxima del 60 por ciento sobre el exceso de precios cuando éste superara los 100 dólares por barril.

En el 2011, la tasa había sido subida por el Gobierno del país miembro de OPEP a un tope del 95 por ciento.

Foto: AVN
Foto: AVN
Foto: AVN
Foto: AVN
Foto: AVN

economía » en esta sección

buscador