HERRAMIENTAS
Foto: Reuters/Carlos Garcí­a Rawlins/Archivo

(Caracas, 07 de febrero. Noticias24) – El presidente de Fedeagro, Pedro Rivas, manifestó la preocupación que mantiene el sector por la reducción de la jornada laboral y la aplicación de la Ley Orgánica del Trabajo debido a que en el área agrícola las actividades son continuas y la interrupción afectaría la siembra, cosecha y mantenimiento de cultivos.

Por ello, Rivas pide que se flexibilice la normativa y consideró que “se debe trabajar de forma corrida. Todo esto se debe analizar en la ley del Trabajo y su reglamento para evitar que se afecte la actividad”.

Ante esta incertidumbre, el representante gremial dijo que los agricultores se mantienen en incertidumbre, no saben “si se tiene que acudir al Ministerio del Trabajo a que autoricen determinadas horas extras”, aunque precisó que “en el campo eso no es viable porque no se puede planificar cuándo se requerirán o cuántas horas se necesitarán ya que si se pide permiso y llueve u ocurre alguna contingencia y no se necesitan, ¿qué se debe hacer? Volver a pedir permiso. Eso sería una traba más para el campo”.

A esta situación, Rivas mencionó que además en algunos sectores la falta de trabajadores es de 30%.

Por su parte, el vicepresidente de la federación, Carlos Odoardo Albornoz, aclaró que los agricultores están cumpliendo con la ley y en muchas asociaciones ya se está pagando por encima del sueldo mínimo a los trabajadores.

“Fedeagro y sus asociaciones estamos de acuerdo con que todos los beneficios se trasladen a los trabajadores del campo, pero es importante que esos gastos que se reflejarán en las estructuras de costos se reconozcan en los precios”, dijo.

Asimismo, ambos voceros coinciden que otro factor que afecta la producción es la inseguridad en zonas rurales.

Con información de El Nacional