HERRAMIENTAS
Foto: Ingrid Támara Arteaga / Noticias24

(Caracas 08 de febrero. Noticias24) Tras el anuncio del Presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes sobre la devaluación del bolívar a 6.30, con un 46,5% de aumento en la tasa de cambio, Venezuela pasó a estar dentro del grupo de países latinoamericanos con el sueldo mínimo más bajo.

Al respecto, el economista Henker García aseguró que esta medida habría sido retardada por los problemas políticos que se vive actualmente en el país, pero que sin embargo la “devaluación económica se veía venir”.

Según García la devaluación es provocada por la inflación acumulada que tenemos en los últimos años, lo que hace presión al régimen cambiario: “Esta devaluación ayuda a lidiar un poco con esta presión sobre este tipo de cambio”. Venezuela, para el año 2012 el salario mínimo era de 476 dólares, si se convierte a 4,30. Pero con esta devaluación bajaría a 324, 92 dólares y en consecuencia la nación quedaría entre el grupo de los países con el salario más bajo en Latinoamérica.

“Con 324 dólares, Venezuela aún se mantiene dentro de un rango promedio, pero estamos lejos de tener el mejor salario mínimo en Latinoamérica”. En opinión de García el problema es que “cuando tienes ese tipo de moneda sobrevaluada ese tipo de variable también hace que suba la inflación”.

A pesar de esta devaluación, el economista explicó que lo que realmente importa es el poder de compra que tiene ese salario dentro del país que “podría estar hasta por debajo de los 324 dólares del cual se está hablando”. Es más podría estar más cerca a nueve bolívares en vez de un 6.3, tal y como se está hablando.

Para el alivio de muchos venezolanos, la devaluación de la moneda no afectaría el precio de la gasolina. “Esto es una medida que se podría tomar en cuenta, pero no tiene relación una con la otra”, así lo indicó García. “Va a venir un ajuste de la gasolina, pero no de una manera tan cercana a una medida como la devaluación que causó en el país un gran impacto.”

Desde el punto de vista oficial, García aseguró que esta devaluación de la moneda es un reconocimiento por parte del Gobierno que ya el salario mínimo oficial con un tipo de cambio oficial es sobrevaluada y ya no es 476 dólares sino 324 dólares, lo que significa “una caída importante. Esto sin duda es un reconocimiento oficial de la realidad del país”.


Por: Ana Mercedes Pérez e Ingrid Támara Arteaga / Departamento de investigación / Noticias24

economía » en esta sección

buscador