indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: Juan Barreto / AFP

(Caracas, 10 de febrero – Noticias24).- Este domingo, las compras de los venezolanos han tomado un rumbo distinto. No compran pollo, ni azúcar, ni harina. La adquisición de estos productos fue olvidada para dedicarse a la de electrodomésticos tras el anuncio de la devaluación, según un reportaje difundido hoy por el diario El Nacional.

Algunos venezolanos manifestaron sentir temor a que suban los precios o se reduzca la oferta de productos por las limitaciones para importar más barato ante la eliminación del Sitme. El diario reseñó hoy que en diversos establecimientos de la Gran Caracas se observaron largas colas para entrar, pagar y retirar electrodomésticos, línea blanca, televisores y computadoras.

A continuación el texto publicado en El Nacional:

En Candelaria, establecimientos como Pablo Electrónic, fueron punto de referencia para las compras. “Aquí todavía tienen los precios viejos, pero hay que ganarle a este paquetazo de devaluación. Lamentablemente no pude comprar en diciembre pero me vine corriendo. Lo más probable es que suban los precios la próxima semana”, señaló Nelly Silva.

Luis Toro también decidió aprovechar el fin de semana para comprar equipos para el hogar. “Se dice que vienen otras medidas como el alza de impuestos, aunque no se sabe si será verdad o no, es mejor ser precavido y comprar antes”, dijo Toro, quien adquirió una lavadora en más de 7.000 bolívares y asegura que la consiguió todavía a precio viejo.

Emir Adams, otro de los consumidores, señaló que seguramente los comerciantes aumentarán los precios debido a las expectativas de que no recibirán divisas oficiales. “En muchos casos hay comerciantes que estaban operando e importando con divisas más caras, si el Gobierno decide agilizar las aprobaciones de divisas a 6,30 bolívares, deberían bajar los precios, pero hay muchas cosas ilógicas en el comercio”, afirmó mientras esperaba en un comercio para pagar un teléfono celular Blackberry en 4.000 bolívares.

Raiza Lobo relató que prefiere endeudarse y pagar con tarjeta de crédito a los precios de hoy. “Esto va a estar mucho más costoso la semana que viene. Ahora prefiero endeudarme con la tarjeta y comprar un ayudante de cocina para hacer tortas, un televisor de 32 pulgadas y otros equipos”, dijo al asegurar que la devaluación va a mermar el poder adquisitivo y el salario en 32%.

José Ramón Hernández es transportista y señala que la devaluación impactará también los precios de los repuestos, cauchos y otros equipos para vehículos. “Decidí venir a comprar algunos electrodomésticos, realmente las cosas no estarán al mismo precio la semana que viene, trabajo como transportista y seguro los repuestos estarán más caros”, agregó.

En Boleíta uno de los comercios especializados en electrodomésticos también lució repleto. Uno de los consumidores, Juan Pinedo, calificó la devaluación de medida negativa. “Lo que podemos esperar es un alza general de precios. Vine a comprar unos artefactos eléctricos y una lavadora porque esta medida es contraproducente y afectará a los consumidores, sobretodo a los de menor poder adquisitivo”, dijo Pinedo.

Hernán Parodi, que aprovechó para comprar un televisor, indicó que la variación del tipo de cambio incidirá en el ajuste en 50% de los precios. “Según el Gobierno hay productos que se les dará dólares oficiales, pero los televisores, la línea blanca y la marrón, creo que no serán prioridad y no sabemos a qué precio estarán luego”, expresó.

En el centro de Caracas y en Sábana Grande algunos fiscales del Indepabis aprovecharon para inspeccionar bodegas, tiendas y comercios de electrodomésticos.

Con información de El Nacional

economía » en esta sección

buscador