×

La devaluación abre un debate tabú en Venezuela: ¿Es necesario aumentar la gasolina?

Foto: AFP photo

(Caracas, 11 de febrero – Noticias24) Los rumores se avivaban a finales del año 2012 y entrando febrero se confirmó: el Gobierno hacía una nueva devaluación del 46.5% que depreciaba el bolívar frente al dólar en un 32%. Más allá de las críticas políticas, que no son pocas, el análisis se centra ahora en el tema tabú de las políticas económicas: el aumento del precio de la gasolina.

En simples palabras, una devaluación permite que el gasto público se mantenga y que no haya recortes en temas fundamentales para las políticas del Gobierno Nacional, uno de los que más invierte en políticas sociales. Ante la noticia, las redes sociales se encendían sobre nuevos supuestos que tenían que ver con el impacto político de la decisión, donde claro está, entraría también el análisis de la gasolina.

Foto: Captura de Twitter

“Si el petróleo está a 106 dólares barril por qué tenían que devaluar, ahora vamos a ver qué va a pasar con la gasolina, quién sabe si tienen otra cartica bajo la manga”, eran las palabras de Henrique Capriles el pasado 9 de febrero, un día después de anunciarse la medida.

El aumento de la gasolina, según Henkel García, “eventualmente vendrá y es justo que venga”, pues en su análisis, con el que coinciden varios analistas, el subsidio de la gasolina beneficia “sobretodo” a quienes tienen vehículos y “para subsidiar debes dejar de ofrecer cosas que podrían ser más importantes” como carreteras o escuelas.

El miedo, por tildarlo de alguna manera, del aumento de un escenario donde aumente la gasolina viene de la experiencia histórica del Caracazo. Aunque sabemos que el paquete de medidas macroeconómicas de Pérez iban mucho más allá del aumento de la gasolina -que consecuentemente trajo el aumento del pasaje-, este factor es el que definió el momento que desencadeno un estallido de violencia social que marcó el inicio de los años 90 en el país.

Foto: Captura de Twitter

Según Luis Vicente León, el Presidente “tiene el suficiente capital político para tomar medidas costosas, pero sin él en la arena, todo es más difícil al chavismo”. Tal declaración la expuso a través de su cuente en Twitter, resaltando el apoyo que la figura de Hugo Chávez tiene para ejecutar decisiones de tal magnitud, agregando que “es errado pensar que una política económica errada trae necesariamente costos políticos a corto plazo”.

La medida no ha sio anunciada, sino asomada, al menos así se observó durante la rueda de prensa cuando el ministro Giordani insistió en terminar con “lo regalado”, tal y como lo hacía en noviembre de 2012 durante una entrevista con VTV al indicar que “el gratis se acabó y el regalado se tiene que acabar” y agregar: “Todos los servicios (se deben pagar) aquí el regalado se tiene que acabar y la gente tiene que pagar”.

El precio de la gasolina es de aproximadamente dos centavos de dólar por litro, algo que para el propio presidente Chávez es una grosería, tal y como lo expresaba en el año 2007, durante uno de sus acostumbrados Aló Presidente. En aquella ocasión, Chávez instó a Rafael Ramírez a revisar los precios, eso sí, sin tocar los beneficios sociales: “Las clase media y alta son las que más se benefician, porque el pobre anda en autobús o metro”, con lo cual habría que aplicar la medida “de manera que no afecte el transporte de alimentos ni la inflación”. “No tiene por qué incrementar el costo de nada, porque es lo que va a pagar el que tiene el BMW o tiene tremenda camionetota”.

Pero la realidad es que la exigencia se quedó congelada hasta el año 2013, cuando solo el anuncio de la devaluación abrió al público la idea. Según un estudio de los economistas Luis Oliveros y Domingo Sifontes, publicado en la revista SIC del Centro Gumilla, afirma que entre 2005 y 2011 Petróleos de Venezuela perdió al menos 2.197 millones de dólares por vender gasolina en Venezuela a un precio inferior al costo de producción. Mientras tanto, con cada tanque que se llena, se pierden más ingresos y con el bolívar nuevamente depreciado, ciertamente, debe eliminarse el tabú y preguntarse: ¿Es necesario aumentar la gasolina?


Por: Ana Vanessa Herrero / Departamento de Investigación / Noticias24