×

Merentes sobre la eliminación del Sitme: un mecanismo que se nutre de deuda no se puede sostener

Video: Globovisión, 14 de febrero de 2013

(Caracas, 14 de febrero. Noticias24).- El presidente del Banco Central de Venezuela Nelson Merentes explicó las causas del fracaso del Sitme como sistema paralelo, lo que llevó a su eliminación. No obstante, aclaró que nunca fue concebido para ser permanente. “El Sitme se nutria de deuda, un mecanismo así no se puede sostener a largo plazo. Ya el Sitme cumplió con lo que tenía que cumplir”, aseveró.

En una entrevista para Globovisión, destacó que el Sitme no era un sistema complementario, su intención era controlar al dólar no oficial, al suplir de divisas al mercado. “Como no sirvió hay que buscar otro mecanismo”, afirmó.

“Lo que queremos es volver al esquema que teníamos en 2003, 2004 y 2005 que Cadivi cubría el 94% de la demanda de dólares”

Merentes dijo que la base de datos del Sitme va a ser incorporada a Cadivi, que tendrá que expandir su capacidad para cubrir la demanda. “Lo que queremos es volver al esquema que teníamos en 2003, 2004 y 2005 que Cadivi cubría el 94% de la demanda de dólares”.

Sobre el rol del Órgano Superior establecido para el manejo de las divisas, dijo que servirá para estudiar soluciones y los flujos de la demanda de dólares. También estudiará cuales son las prioridades para disminuir el retraso en la cancelación de dólares.

“En 2009 había un retraso parecido. ¿Que hicimos nosotros? Segmentar las empresas de acuerdo a lo que no se les había liquidado, hasta 10 millones de dólares, 20 o 30. Y se canceló en un período de 3 meses el 85% de retraso”, explicó.

Por otra parte, restó importancia al retraso, recordando que no es la primera vez que sucede y detalló que el 80% del retraso corresponde a cantidades de 20 millones de dólares o menos. “El monto global de retraso no es tan severo”, acotó.

Concluyó recordando que el BCV contará este año con más divisas, debido a la reforma a la Ley de Contribución especial por precios de hidrocarburos. Con esas divisas adicionales, el BCV tendrá mayor capacidad para cubrir tanto los retrasos como la demanda de este año.