×

BCV: el ajuste cambiario impulsará el desarrollo de una economía productiva

Foto: Archivo / Noticias24 / Imagen Referencial

(Caracas, 15 de Febrero. AVN) - El ajuste cambiario recientemente anunciado por el Ejecutivo Nacional busca elevar el bienestar de la población, alcanzar la meta inflacionaria entre 14 al 16%, y de crecimiento económico de 6%, prevista en el presupuesto para 2013, destaca un informe del Banco Central de Venezuela publicado este viernes.

El ajuste cambiario no es una medida aislada, sino parte de un conjunto de acciones en las que se encuentran, por ejemplo, las políticas de financiamiento para la pequeña y mediana industria, la formación de la fuerza de trabajo, los desarrollos de empresas de producción social y, en un destacado lugar, la inversión de más de 500.000 millones de dólares en salud, educación, bienes y servicios para satisfacer las necesidades básicas de la población”, informó el BCV.

El comunicado agrega que estas decisiones también tienen como propósito optimizar el uso de las divisas en el país para impulsar la economía productiva y las exportaciones distintas al petróleo.

En este sentido, el presidente del BCV, Nelson Merentes, indió que las acciones están orientadas a mantener el equilibrio económico y sostener los beneficios sociales para la población.

“Hay un nuevo Estado que está preocupado por aquellos problemas críticos de la sociedad. Por ejemplo, hay Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y Mercal en todo el país, hay una nueva institucionalidad que antes no existía y que está al servicio de las personas que tienen menos recursos, es decir, que estas medidas no se pueden ver en el mismo contexto histórico (de los años 90)”, precisó Merentes

Mayor transparencia y eficiencia

El informe también refiere la instalación del recién creado Órgano Superior para la Optimización del Sistema Cambiario, conformado por los ministerios de Planificación y Finanzas, Petróleo y Minería y el BCV.

Señala que este mecanismo estará encargado de diseñar, planificar y ejecutar la política cambiaria dirigida a una mayor eficiencia en la asignación de divisas.

También se encargará de establecer las prioridades en la asignación de las divisas que se requieran para garantizar la importación de bienes necesarios para la población, con énfasis en sectores como salud, educación, alimentación e inversión productiva.