indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: Indira Guerrero / Noticias24

(Caracas, 20 de febrero. Noticias24) – Este martes, el diputado Alfonso Marquina presentó en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional, un proyecto de ley para el aumento de salarios y pensiones, como una medida paliativa a la reciente devaluación anunciada por el Gobierno.

El parlamentario solicitó además que la propuesta de ley fuese incluida en el orden del día, para ser debatida en primera discusión, algo que negó la mayoría oficialista al considerar que Marquina no siguió el protocolo para incluir la solicitud.

A continuación la exposición de motivos presentada por la oposición y el proyecto de Ley:

La Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, en su articulo 91, establece: “Todo trabajador o trabajadora tiene derecho un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para si y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales.

Se garantizara el pago de igual salario por igual trabajo y se fijara la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagara periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaría, de conformidad con la ley.

El estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será justado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento”.

La perdida del poder adquisitivo del trabajador, es una realidad inocultable, y también la sufrimos todos los venezolanos al tratar de acceder a los productos de primera necesidad. Esto como consecuencia de que Venezuela tiene hoy la inflación mas alta del continente y una de las mas altas del mundo, solo la acumulada del año 2012 fue del 22,2% y en Enero del 2013 de 3,3% según las cifras del Banco Central de Venezuela.

A este gravísimo problema se debe sumar, la devaluación de nuestra moneda del 46%, al pasar de 4,30 bolívares por dólar a 6,30 bolívares por dólar, llevando nuestro salario mínimo de 476,12 $ a 324,92 $, según cifras exhibidas por el propio gobierno, lo cual en una economía dolarizada, dependiente mayoritariamente de la importación de productos, sobretodo en los sectores de Alimentos y Bebidas, así como en el de Medicinas, rubros imprescindibles para satisfacer las necesidades básicas del trabajador y su familia, impiden que el trabajador tenga un salario suficiente que le permita vivir con dignidad.

La presente devaluación generará ingresos adicionales al Gobierno Nacional por encima de los 90.000,00 millones de bolívares, en detrimento del ingreso familiar de nuestros trabajadores, especialmente de aquellos que menos ganan, que tienen que disponer de la totalidad de su salario en satisfacer las necesidades de Alimentación y Medicinas.

Es por ello que se hace necesario, que la Asamblea Nacional produzca una Ley de Aumento General de Sueldos y Salarios, que convoque a todos los venezolanos, al Gobierno Nacional, a los trabajadores, y al Sector Productivo para buscar soluciones que permitan revertir el efecto de empobrecimiento, que se origina por la pérdida del poder adquisitivo de los sueldos y salarios del trabajador venezolano.

Para ver en grande y leer, pulse en la imagen o aquí:

economía » en esta sección

buscador