indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: Susana Vera / Reuters / Archivo

(Madrid, 28 de febrero. AFP) – El gigante español de las telecomunicaciones Telefónica, perjudicado por la reciente devaluación del bolívar venezolano, sufrió una caída del 27,3% de su beneficio neto en 2012, gran parte del cual provino de Latinoamérica, principal fuente de ingresos del grupo.

Telefónica cerró 2012 con un beneficio neto de 3.928 millones de euros que, según explicó en un comunicado, hubiera ascendido hasta 6.465 millones de euros sin la devaluación de la divisa venezolana y otros “impactos excepcionales” que lastraron los resultados del grupo.

El volumen de negocio de la empresa sufrió una contracción del 0,8% respecto a 2011, hasta 62.356 millones de euros, mientras que el resultado operativo del grupo antes de amortizaciones (Oibda) aumentó un 5,1% hasta 21.231 millones de euros.

El volumen de negocio de la empresa sufrió una contracción del 0,8% respecto a 2011

Telefónica Latinoamérica se consolidó en 2012 como una de “las palancas de crecimiento del grupo” con el 67% de la cartera de accesos de la compañía y sus ingresos superaron por primera vez a los de Telefónica Europa, según indicó el grupo.

Telefónica Latinoamérica ha mostrado una sólida evolución, reforzando su perfil de crecimiento con una progresiva mejora en los niveles de eficiencia”, señaló la empresa, subrayando que el 50% de los ingresos del último trimestre se generaron en el continente americano.

En esta región, la compañía gestionaba 212 millones de accesos en diciembre de 2012, un 6% más que un año antes, y aumentó sus ingresos un 5,5% hasta los 30.520 millones de euros anuales que le permitieron cerrar 2012 con un OIBDA de 11.103 millones de euros.

Telefónica mantuvo su posición de liderazgo en Argentina, Chile, Perú y Brasil, país en el que la empresa española tiene una cartera de 91,4 millones de accesos y sus ingresos ascendieron a 13.618 millones de euros (+2,3%).

Telefónica aumentó su base de clientes en un 3% hasta los 316 millones de accesos

Además, la compañía española experimentó una fuerte progresión en Argentina, donde ingresó un 18,4% más que en 2011 (3.697 millones de euros), y Venezuela, país en el que sus ingresos crecieron un 28,1% hasta 3.338 millones.

En un año calificado por su presidente, César Alierta, como de “profunda transformación”, Telefónica aumentó su base de clientes en un 3% hasta los 316 millones de accesos y experimentó un “sólido crecimiento en los datos móviles (+12,8% en un año)”, el otro motor de progresión del grupo junto con Latinoamérica.

Además, el grupo redujo su deuda financiera neta en más de 5.000 millones de euros hasta los 51.249 millones y se propone situarla por debajo de 47.000 millones en el próximo ejercicio.

Por su parte, Telefónica Europa perdió clientes e ingresos en 2012 aunque, según destaca el grupo en el comunicado, “mejoró su pulso comercial y su nivel de eficiencia sentando las bases para el crecimiento futuro”.

Los resultados del gigante español en 2012 se vieron lastrados “por la devaluación del bolívar”

Los resultados del gigante español en 2012 se vieron lastrados por “el ajuste del valor sobre sus participaciones en Telecom Italia y Telefónica Irlanda y por la devaluación del bolívar venezolano”, señaló la empresa. Sin estos impactos, sus ganancias serían de 6.465 millones de euros.

El pasado 8 de febrero, el Gobierno venezolano anunció una devaluación de su divisa de 4,3 a 6,3 bolívares por dólar que costó a Telefónica 438 millones de euros en el curso anterior y le generará una disminución de activos de 1.000 millones a partir de 2013, según afirmó la compañía el 15 de febrero.

Telefónica anunció también que distribuirá un dividendo de 0,75 euros por acción en 2013 tras anunciar en julio la suspensión de su pago como consecuencia de una situación económica “muy inestable”.

El grupo, presente en América Latina y Europa, manifestó en 2011 su intención de deshacerse en tres años de un 20% de su plantilla en España, alrededor de 6.500 personas, poco después de conseguir un beneficio récord en el año anterior.

Este anunció indignó a los sindicatos españoles que insistieron en la alta rentabilidad de Telefónica.

economía » en esta sección

buscador