HERRAMIENTAS
Foto: Manaure Quintero / AVN / Archivo

(Caracas, 03 de marzo – Noticias24).- La presidenta de Indepabis, Consuelo Cerrada, explicó en una entrevista concedida a “Correo del Orinoco” el trabajo de vigilancia que realiza la institución a los establecimientos comerciales tras hacerse efectiva la devaluación monetaria del 46%.

En este sentido, aseguró que el Indepabis es un brazo auxiliar del Ministerio Público, espacio con el que trabajan mancomunadamente en los casos de usura y remarcaje de precios en las grandes cadenas comercializadoras, así como en pequeños dispensadores.

Remarcó que la Ley de Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios establece que el Estado, a través de sus instituciones, debe velar por el que los ciudadanos en general puedan adquirir los productos que le fueran necesarios para el disfrute de una vida digna.

Además, permite a la Institución dictaminar cierres administrativos y le da competencia en lo que atañe a cada uno de los niveles de comercialización, así como en la sustentación de expedientes para el Ministerio Público en caso de irregularidades, “ahora ordenar privativa de libertad no, eso es materia penal”, aclaró.

En base a ello, y luego de que el país registrase una nueva devaluación el pasado mes de febrero, Indepabis arreció su labor de vigilancia en las calles a fin de evitar que cualquier establecimiento comercial expenda con precios nuevos toda aquella mercancía que ya fue adquirida cuando el bolívar se cambiaba oficialmente a 4,30 por dólar.

Bajo esta premisa recordó que cadenas como Beco, EPA y Zara han recibido sanciones administrativas y en algunos casos cierres temporales por hasta 72 horas. Dijo que luego de este correctivo, Rattan por ejemplo bajó los precios en hasta 80% mientras que Beco ofreció rebajas de entre 5 y 30% respecto a sus precios de diciembre del 2012.

Cerrada subrayó que Indepabis se mantiene alerta ante la sed de algunos empresarios por “ganancias exorbitantes”.

Para ver en grande y leer, pulse en la imagen o aquí: