indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: Reuters

(Nueva York, 08 de marzo – EFE).- Wall Street cerró hoy con broche de oro una semana histórica después de que la caída del desempleo estadounidense hasta su nivel más bajo en cuatro años propiciara un avance del 0,47% en el Dow Jones de Industriales, que firmó así su cuarto récord consecutivo.

El índice de referencia del parqué neoyorquino, que agrupa a treinta de las mayores empresas cotizadas de EE UU, sumó este viernes 67,58 puntos para quedar en las 14.397,07 unidades, el mayor cierre desde su creación hace casi 117 años.

El Dow Jones, que vio los números rojos ningún día de esta semana, sobrepasó el pasado martes el nivel récord de 14.164,53 enteros que había alcanzado en octubre de 2007, antes del estallido de la crisis, y desde entonces no ha hecho más que subirse el listón.

No se quedó atrás el selectivo S&P 500, que subió hoy el 0,45% (6,92 puntos) para situarse en las 1.551,18 unidades, muy cerca ya del récord de 1.565,15 enteros que logró también en octubre de 2007.

El índice compuesto del mercado Nasdaq subió por su parte el 0,38% (12,28 puntos) para quedar en las 3.244,37 unidades, otra vez a niveles desconocidos en doce años, pero todavía muy lejos de los más de 5.000 puntos que conquistó durante la burbuja de las “puntocom”.

Detrás del nuevo hito se escondió el esperado informe de empleo en EE UU relativo a febrero, que superó todas las expectativas al mostrar que la tasa de desempleo bajó en dos décimas para quedar en el 7,7%, su nivel más bajo desde diciembre de 2008.

El descenso se produjo gracias a una creación de 236.000 empleos, muy superior a los 160.000 que calculaban los analistas y que viene a confirmar la paulatina recuperación del mercado laboral de EE UU, a la que ya apuntaron esta semana los datos de empleo en el sector privado y el descenso de las solicitudes de subsidio por desempleo.

“En general, estos números son sólidos y demuestran que la economía sigue recuperándose”, dijo a Cnbc uno de los gestores de inversión de ING en EE UU, Paul Zemsky, quien sin embargo recordó que el mercado “ha llegado lejos en un corto periodo de tiempo”, por lo que prevé un “pequeña pausa”.

En el ánimo comprador influyó además el aumento superior al esperado de los inventarios mayoristas de EE UU en enero, así como dos noticias macroeconómicas mejores de lo previsto desde el ámbito internacional.

Por un lado, el PIB de Japón del último trimestre de 2012 fue revisado al alza, desde una contracción del 0,4% hasta una expansión del 0,2%, y por otro, las exportaciones chinas se dispararon un 21,8% interanual en febrero.

Hacia el ecuador de la sesión y una vez cerrados los parqués europeos, Wall Street moderó su avance después de que Fitch rebajara en un escalón la nota de la deuda de Italia tras el incierto resultado electoral del país, pero en la recta final de la sesión logró recuperar posiciones.

Más de dos tercios de los componentes del Dow Jones acabaron el día al alza, capitaneados por el grupo de entretenimiento Walt Disney (1,86%), la cadena de comida rápida McDonald’s (1,67%), la cadena de tiendas Home Depot (1,59%), el grupo industrial 3M (1,12%) y la operadora Verizon (1,01%).

Solamente siete empresas de ese índice bajaron, encabezadas por Bank of America (-1,55%), la tecnológica Intel (-1,28%) y el banco JPMorgan Chase (-0,85%).

El retroceso de la banca se produjo un día después de que la Reserva Federal de EE UU divulgara los resultados de las “pruebas de estrés” a 18 grandes entidades financieras del país, que solamente suspendió Ally Financial (-0,12%) pero en el que quedaron mal parados Goldman Sachs (-2,32%) y Morgan Stanley (-0,82%).

Todo lo contrario le ocurrió a Citigroup, que subió el 3,73% tras mantener el tipo en esos tests y anunciar que ha solicitado una compra de acciones propias por valor de 1.200 millones de dólares.

Por otra parte, Google bajó el 0,13% tras confirmar el despido de otros 1.200 trabajadores de Motorola Mobility, que se suman a los 4.000 anunciados en agosto pasado, y la radio por internet Pandora se disparó el 17,56% tras presentar unos buenos resultados y anunciar la salida de su consejero delegado.

Mientras, el fabricante de maquinaria industrial Gardner Denver subió el 1,21% después de anunciar su venta por 3.900 millones de dólares al fondo de inversión KKR, que subió por su parte el 1,22%.

En otros mercados, el petróleo de Texas subió a 91,95 dólares por barril, el oro ascendió a 1.576,9 dólares la onza, el dólar ganaba ante el euro (que se cambiaba a 1,3002 dólares) y la rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años progresaba al 2,06%.

economía » en esta sección

buscador