HERRAMIENTAS
Foto: Mivecinodigital.com

(Caracas, 17 de marzo. Noticias24) - El nuevo presidente de Consecomercio, Mauricio Tancredi, informó que los planes de inversión del sector comercio para los negocios, abrir nuevas tiendas o incrementar la capacidad de oferta de bienes, se frenaron debido a las trabas que impone la economía venezolana, dado el exceso de controles de cambio y de precios, y las recientes regulaciones laborales.

En una entrevista concedida al diario El Nacional, Tancredi señaló que antes una empresa promedio planificaba negocios e inversiones para 3, 5 y hasta 10 años en el país, pero ahora con dificultad planifica para pocas semanas.

Asimismo, aseguró que la mayor parte del sector comercial no cuenta con divisas suficientes para programar compras externas de bienes y materia prima para atender la demanda, y para pagar a los proveedores internacionales; dificultad que se la atribuyó a la eliminación del Sitme, a los “estrictos controles en vigencia y las leyes inconsultas, sumados al colapso de los puertos nacionales y la falta de definición del mercado cambiario”.

Lea a continuación la entre entrevista completa:

Los planes de inversión del sector comercio para expandir los negocios y abrir nuevas tiendas, o incrementar la capacidad de oferta de bienes se frenaron debido a las trabas que impone la economía venezolana, dado el exceso de controles de cambio y de precios, y las recientes regulaciones laborales.

El nuevo presidente de Consecomercio, Mauricio Tancredi, señaló que antes una empresa promedio planificaba negocios e inversiones para 3, 5 y hasta 10 años en el país, pero ahora con dificultad planifica para pocas semanas.

“Los planes de negocios, los planes de mercadeo, normales y mandatorios en la mayoría de las empresas organizadas, ya no tiene sentido que se hagan a 3, 5, o 10 años. Ahora hay que elaborarlos a 3, 5, o 10 semanas, y así es imposible que los negocios prosperen, que puedan expandirse y servir de alternativa social para la generación de más y mejores puestos de trabajo”, señaló.

Tancredi sostuvo que la mayoría del sector comercial no cuenta con divisas suficientes para programar compras externas de bienes y materia prima para atender la demanda, y para pagar a los proveedores internacionales. Recuerda la eliminación del Sitme.

Satisfacer a los clientes y consumidores venezolanos, ahora es una tarea difícil, cuando antes era la naturaleza de muchos comercios, agregó.

“Los estrictos controles en vigencia y las leyes inconsultas, sumados al colapso de los puertos nacionales como consecuencia del aumento desmedido de las importaciones, y combinado esto con la inoperancia y la falta de definición del mercado cambiario, han terminado por hacer muy difícil y empedrado nuestro rol como proveedores del mercado nacional”, expresó durante su discurso como presidente electo del gremio comercial para el período 2013-2015.

“Todas estas circunstancias nos colocan a los empresarios en el medio de la tormenta perfecta para tener una demanda insatisfecha por la cada vez más escasa producción nacional”

Asegura que ser empresario en Venezuela se ha vuelto muy difícil porque los inventarios se han reducido y hay pocas opciones para cubrir la demanda con producción nacional, debido a que la manufactura también está debilitada.

“Todas estas circunstancias nos colocan a los empresarios en el medio de la tormenta perfecta de tener una demanda insatisfecha por la cada vez más escasa producción nacional, y el aumento de las importaciones sin freno organizador y sin tener una vía expresa hacia las divisas para poder cumplir con tales operaciones, ni con los proveedores internacionales”, expresó Mauricio Tancredi, quien trabaja con el sector ferretero, uno de los que está más afectado por la eliminación del Sitme.

No hay comunicación con el Gobierno ni con entes públicos para consultar y debatir leyes y ordenanzas

Tancredi manifiesta que los empresarios atraviesan un momento difícil en el que no hay comunicación con el Gobierno ni con entes públicos para consultar y debatir leyes y ordenanzas, que se han aprobado a espaldas de los consumidores, trabajadores y empleadores.

“Leyes y ordenanzas de obligatorio cumplimiento pese a que causan efectos contrarios para las cuales fueron creadas”, indicó. El empresario acotó que con la reforma de la Ley Orgánica del Trabajo se pone en riesgo a muchas empresas que no tienen capacidad de operar con altos costos laborales. Insiste en que se flexibilice la normativa y, por lo menos, en la redacción del reglamento se analice la situación de cada actividad y sector económico en particular.

“No tiene sentido que se tomen decisiones aisladas, tenemos que tener la madurez de sentarnos a oxigenar la economía”

Tancredi manifestó que todos los representantes del área comercial son proclives a establecer un diálogo con el Gobierno y el sector oficial.

“Es importante que el sector oficial, el sector privado y los consumidores tengamos la fortaleza de sentarnos y dialogar para lograr políticas económicas que favorezcan a la población. No tiene sentido que se tomen decisiones aisladas, tenemos que tener la madurez de sentarnos a oxigenar la economía y que se encamine hacia la modernidad y el progreso. Por eso hacemos un llamado al diálogo”, expresó Tancredi.

El dirigente empresarial aboga por la paz y el acuerdo nacional. “Somos técnicos, profesionales, empresarios y comerciantes, y no políticos. Pase lo que pase, continuaremos con nuestro rol de atender a la población dando un buen servicio”, acotó.

Líneas de acción

El nuevo directorio de Consecomercio, presidido por Mauricio Tancredi, llevará a cabo planes de trabajo con las comisiones técnicas para elaborar propuestas que recuperen la capacidad empleadora y la dinámica del sector terciario. Igualmente continuarán los planes de capacitación de los empresarios y cámaras, con énfasis en promover nuevas iniciativas de negocios y el emprendimiento de jóvenes comerciantes.

El presidente del gremio indicó que se aumentará el acercamiento de los comerciantes con los organismos internacionales a los cuales pertenece y con las cámaras binacionales destacadas en Venezuela. Sostuvo que es fundamental que el sector se prepare y aproveche la integración con el Mercosur.

Escasez de divisas afectó el puerto libre

El presidente de la Cámara de Comercio, Producción y Puerto Libre del estado Nueva Esparta, Teodoro Bellorín, señaló que la eliminación del Sitme causó una caída en las importaciones de bienes y productos que se comercializan en la región, al punto que esta medida pone en riesgo el régimen de puerto libre.

“Las dificultades con la asignación de divisas ha complicado el desempeño de un comercio eficiente y que ofrezca más variedades de productos y, en gran parte, a la pérdida de competitividad en el mercado”, dijo.

Sostuvo que pese a esto, los empresarios de la región insular se mantienen operando y haciendo esfuerzos por seguir trabajando y hacen propuestas

Señaló que aunque no hay un estudio estadístico preciso, se calcula que un aproximado de 70% de las importaciones de los empresarios de la isla dependía del Sitme y 30% de Cadivi. “La mayoría de los productos y códigos arancelarios que se traen al puerto libre son considerados no prioritarios y por eso el Sitme era una alternativa, esperemos que ahora se anuncie el nuevo sistema y se agilice el comercio en la zona”, dijo.

Bellorín propone que la asignación de divisas se otorgue a establecimiento y empresas establecidas en la isla.