×

Wall Street cierra con un descenso del 0,62% arrastrado por las tecnológicas

Foto: Reuters

(Nueva York, 21 de marzo – EFE).- Wall Street cerró hoy en terreno negativo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendió el 0,62% arrastrado por el sector tecnológico en un día marcado por las preocupaciones en torno a la situación de Chipre.

El índice, que agrupa a treinta de las mayores empresas cotizadas de EE UU, restó 90,24 puntos hasta colocarse en los 14.421,49 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 bajó el 0,83% (-12,91 puntos) hasta 1.545,8, y el índice compuesto del mercado Nasdaq el 0,97% (-31,59 puntos) hasta las 3.222,6 unidades.

El parqué neoyorquino cerró con esos números rojos una sesión en la que el Banco Central Europeo aumentó la presión sobre Chipre, al garantizar la liquidez sólo hasta el próximo lunes, con el fin de que logre un acuerdo con la UE que asegure la solvencia de los bancos de la isla.

La crisis chipriota centró la atención de los inversores neoyorquinos en un día en que se conocieron datos dispares sobre la economía estadounidense: por una parte aumentó la cifra semanal de solicitudes por subsidio de desempleo, pero por otra avanzaron tanto el índice de tendencia futura como las ventas de casas usadas.

Presionó a la baja a Wall Street el desplome del 9,69% que sufrió Oracle un día después de decepcionar ampliamente con sus resultados empresariales, lo que provocó descensos generalizados en el conjunto del sector.

Así, las tecnológicas Cisco (-3,83%) y Hewlett-Packard (-2,62%) lideraron el terreno negativo del Dow Jones, esta última a pesar de haber decidido elevar en un 10 % el dividendo que reparte cada trimestre entre sus accionistas.

El lado contrario de ese índice lo encabezó el fabricante de refrescos Coca-Cola (0,5%) un día en que se conoció que despedirá a 750 empleados en EE UU en los próximos meses, lo que representa poco más del 1% del total de su plantilla en este país.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajó a 92,45 dólares por barril, el oro ascendió a 1.613,8 dólares la onza, el dólar subía frente al euro (que se cambiaba a 1,2896 dólares) y la rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años retrocedía al 1,91%.