indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: AP / Archivo

(Caracas, 30 de marzo. AFP) – Venezuela enfrentó esta semana su segunda devaluación monetaria en menos de 50 días, aseguran analistas, en el debut de un mecanismo de subasta de divisas para importadores, cuyo resultado no fue revelado por las autoridades.

“El gobierno no anunció los resultados de la subasta de divisas porque claramente estamos al frente de una nueva devaluación de la moneda”, aseguró a la AFP el economista José Guerra al referirse a este nuevo mecanismo, creado por el gobierno para atender las necesidades de las empresas privadas, sujetas a un duro control cambiario desde 2003.

Para el economista, el tipo de cambio arrojado en la puja rondó los 12 bolívares por dólar, lo que supone una devaluación de “alrededor del 100% de la moneda”, toda vez que su precio base era de 6,3 bolívares por billete verde, el mismo tipo de cambio que fijaron las autoridades cuando depreciaron en febrero el valor de la moneda regulada en un 32%.

“Esto es otra devaluación más y significa quitarle a la gente de sus bolsillos parte de su poder adquisitivo. También significará un replanteamiento de los costos y los precios de las empresas”, opinó en el canal privado Globovisión Víctor Maldonado, presidente de la Cámara de Comercio de Caracas.

En la primera subasta por 200 millones de dólares del Sistema Complementario de Divisas (Sicad), el ministerio de Finanzas adjudicó el miércoles a “un total de 383 empresas”, sin precisar sus montos asignados, lo que generó un “secretismo terrible” sobre el mercado cambiario, advirtió Guerra.

El Sicad sustituye al Sitme, un mecanismo alterno de divisas que hasta febrero era usado por particulares y empresarios a un tipo de cambio de 5,3 bolívares por dólar, pero que fue eliminado en febrero por el gobierno por supuestamente permitir la “especulación” en el mercado negro de divisas.

Con la eliminación del Sitme, se cerraron las puertas a las pequeñas empresas y particulares que acudían a ese sistema para obtener divisas al margen de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) y del mercado paralelo, cuyo precio cuadruplica el tipo de cambio oficial, pero que no puede ser divulgado por ley en los medios de comunicación.

Foto: Reuters / Archivo / Imagen Referencial

Sin embargo, el gobierno promete crear un mecanismo para que los particulares obtengan dólares por el Sicad, un sistema que garantiza la “transparencia” del sistema cambiario, asegura el ministro de Finanzas, Jorge Giordani.

Una nota de la firma de inversión Barclays asegura que la omisión de los resultados de la subasta tuvo como objetivo “evitar el costo político del anuncio de una segunda devaluación en menos de dos meses”, aludiendo a las elecciones presidenciales que se celebrarán el 14 de abril en Venezuela.

“En nuestra opinión el gobierno considera inconveniente publicar esta información y anunciar una segunda devaluación con elecciones presidenciales en tres semanas”, apuntó.

El candidato opositor Henrique Carpiles acusó a su contendor en los comicios y presidente encargado, Nicolás Maduro, de haber aplicado “dos paquetazos” con la activación del Sicad y la devaluación del bolívar. “Dos devaluaciones, va viento en popa destruyendo la economía”, escribió en su cuenta de Twitter.

Pero el vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, respondió también desde Twitter que los “expertos” que critican el sistema cambiario “se declaran, en consecuencia, defensores del dólar paralelo”.

Foto: Archivo / Noticias24

Ángel García Banchs, director de la firma Econométrica, aseguró que el nuevo mecanismo será usado “para cubrir más devaluaciones en lo que resta del año”, financiar el fisco y aliviar los pagos en dólares de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) a sus proveedores.

La nueva política cambiaria “vendrá acompañada también de un proceso de dolarización de pagos por parte de PDVSA en su relación con proveedores, proceso éste que, por un lado, significará un alivio para la estatal petrolera y el Fisco”, explicó García Banchs en un análisis publicado en la web de Econométrica.

Según Banchs, el efecto del Sicad será contener “un poco” la escasez de productos generada por la falta de divisas y aliviar “levemente” el costo del mercado paralelo de divisas.

La falta de dólares en el aparato productivo es, según expertos, una de las causas de la escasez de insumos básicos que sufre Venezuela de manera cíclica, afectando la tasa de inflación, que en 2012 cerró en 20,1%, la más alta de América Latina, de acuerdo a cifras oficiales.

Guerra, exdirectivo del Banco Central, asegura que el Sicad será insuficiente para atender la alta demanda de divisas del país, mientras Maldonado aseguró que la subasta apenas cubrió el 1% del total del aparato productivo local, estimando una asignación promedio de 500.000 dólares por empresa.

En 2012, las importaciones venezolanas de bienes superaron los 56.000 millones de dólares, aunque la asignación de divisas del Ejecutivo llegó a 35.000 millones, según cálculos de analistas. El resto fue importado en gran parte por el Estado.

economía » en esta sección

buscador