indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: Raylí Luján / Noticias24

(Caracas, 16 de abril. Noticias24) – El editorial del diario español El Mundo alerta este martes que el presidente electo de la República, Nicolás MAduro, tendrá enormes dificultades para perpetuar el chavismo sin Chávez y asegura que la situación económica de Venezuela lo obligará a recortar los recursos para los programas sociales.

A continuación el editorial completo de El Mundo:

Los resultados de las elecciones presidenciales del domingo en Venezuela ponen en evidencia las enormes dificultades que va a tener Nicolás Maduro para perpetuar el chavismo sin Chávez. El candidato oficial obtuvo el 50,6% de los votos mientras que Henrique Capriles logró el 49%. El país ha quedado dividido en dos mitades difícilmente conciliables.

Maduro se precipitó ayer a proclamar su victoria en la sede del Consejo Nacional Nacional Electoral sin esperar al recuento electoral solicitado por Capriles y aceptado por él mismo. Chávez aguardó tres días para declararse ganador, pero su sucesor ha optado por una política de hechos consumados pese a que la oposición denunció 3.200 irregularidades.

Al final, la diferencia ha sido de sólo 235.000 votos sobre 15 millones de papeletas. Los observadores españoles hicieron público un comunicado anoche en el que consideran «fiable» el resultado, mientras que EEUU exigió un nuevo escrutinio. Capriles calificó a Maduro de «presidente ilegítimo» y convocó a sus seguidores a salir a la calle en un clima de enorme tensión.

Teniendo en cuenta que Maduro ha gozado en esta campaña del pleno apoyo de los medios oficiales y de todo el aparato del Estado, además del aval que suponía concurrir a las urnas como el ungido por Chávez, convertido en mártir de la patria, el escaso margen de la victoria resulta casi un fracaso.

Las caras de consternación del equipo de Maduro reflejaban en la madrugada del lunes la decepción por la pérdida de 600.000 votos en relación a los logrados por Hugo Chávez en octubre. Pero más allá de las cifras, surge la duda sobre si Maduro será capaz de gestionar la herencia de un chavismo en una permanente huida hacia adelante y que ha llevado al país al borde del colapso económico.

Una de las claves del castigo electoral al candidato oficial es precisamente la desastrosa situación económica, motivada principalmente por la devaluación del bolívar y la caída de las exportaciones del petróleo. Existe desabastecimiento en algunos servicios básicos como la electricidad y la inflación alcanza más del 20%. Chávez había basado su popularidad, en buena medida, en los subsidios a las clases más desfavorecidas, pero la merma de los ingresos del Estado por las ventas de petróleo (la producción ha bajado de tres millones a algo más de dos millones de barriles diarios) obliga a Maduro a recortar esos programas sociales.

En este contexto, revisten una gran importancia los nombramientos al frente del banco central y de los ministerios económicos, copados hasta la fecha por el sector más duro del chavismo y cercanos al castrismo, que tiene cientos de asesores en Venezuela. Cuba recibe diariamente 70.000 barriles de crudo gratis y no puede permitirse el lujo de prescindir de esa ayuda.

Otro de los problemas de Maduro es su escaso control del Ejército, que al parecer recela sobre su capacidad. Los militares han sido la columna vertebral del régimen y disfrutan de un enorme poder en Venezuela. Maduro deberá contar con ellos para gobernar, al igual que con los diferentes sectores que pugnan por capitalizar la herencia de su mentor. Será difícil que pueda agotar sus seis años de mandato si no logra consolidar su autoridad ante quienes inevitablemente le van a comparar con Chávez.

Nombre del editorial: “El dudoso futuro de un chavismo con Maduro”

economía » en esta sección

buscador